Impresionante. Una palabra para definir el look que Paula Echevarría eligió para la 72ª edición de los Premios Fotogramas de Plata, donde posó de lo más enamorada de Miguel Torres. Retomando poco a poco sus compromisos profesionales cuando el pequeño Miki está a punto de celebrar su primer cumpleaños, la actriz acaparó todas las miradas con un escotado vestido de estampado floral en morado y rojo de Hannibal Laguna, con el que se convirtió en una de las más elegantes de la noche.

Emocionada por reencontrarse con Antonio Resines, otro de los grandes protagonistas de los premios en su primer acto multitudinario tras haber estado entre la vida y la muerte a causa del Covid - por el que estuvo ingresado en un hospital madrileño durante 40 días - Paula confesó su alegría por verle tan recuperado: "Parece que la gente a la que conoces no le pasa nunca nada, cuando le pasa algo que de repente coge un tono más serio, te sorprende muchísimo, te impacta mucho y estoy muy feliz".

Por eso, y después de enterarse del fallecimiento de la actriz Silvia Gambino víctima de un cáncer a los 57 años, la asturiana ha insistido en la importancia de colaborar con las asociaciones que luchan contra esta lacra que "sí es una pandemia y no el Covid". "Cuando me dan las gracias por colaborar siempre digo que agradecida estoy yo de poder ayudar y no tener que pedir ayuda porque sea yo la que lo está padeciendo. Bastante los que lo pasan", apunta.

En el mejor momento de su vida, disfrutando como nunca de la maternidad y a punto de celebrar el primer cumpleaños de su hijo Miguel - el próximo 11 de abril - Paula ha desvelado por qué todavía no ha retomado por el momento su carrera de actriz, aunque sí la estemos viendo en galas y actos publicitarios: "La verdad es que estoy ahora mismo tan a gusto, me está costando volver, os lo voy a decir. Un día puntual, un festival, unos premios, pero lo de salir de casa todos los días doce horas como que me está costando" admite más sincera que nunca, confesando que este año se le ha pasado "volando".

El recién inaugurado Teatro Eslava de la capital se ha vestido de gala para acoger este lunes la celebración de la 72ª edición de los Premios Fotogramas de Plata, que entrega la revista cinematográfica fotogramas por votación de la crítica y de los lectores a los mejores intérpretes y directores de cine, televisión y teatro del año.

Una noche muy especial en la que Toni Acosta ejerció como maestra de ceremonias y en la que, además del Premio Homenaje para Ana Belén, resultaron premiados, entre otros, Penélope Cruz - mejor actriz de cine por 'Madres paralelas' - Javier Bardem - mejor actor de cine por 'El buen patrón' - Alba Flores - mejor actriz de teatro - Juan Diego Botto - mejor actor en la misma categoría -, Nawja Nimri - actriz de tv por 'La casa de papel', Javier Cámara - actor de tv por 'Venga Juan' - 'Madres paralelas' como mejor película o 'La casa de papel' como mejor serie.

Pero, además de respirar cine por los cuatro costados, los Premios Fotogramas también respiraron moda y nuestras actrices y actores lucieron sus mejores galas, convirtiendo la alfombra roja en una de las más glamourosas de los últimos tiempos.