María Teresa Campos vivió este sábado uno de los días más especiales de su vida con la boda de su único nieto varón, José María Almoguera, con el que tiene una relación de lo más estrecha. Radiante, veíamos a la veterana comunicadora, con un elegante vestido en color rosa con detalles de pedrería, llegando al enlace del brazo de su chófer Gustavo, intentando pasar desapercibida para salvar la jugosa exclusiva que el hijo de Carmen Borrego ha concedido a una conocida revista.

Siempre amable con la prensa, la malagueña evitaba en esta ocasión atendernos y accedía en coche directamente a la finca en la que se celebró la boda, esquivando las preguntas sobre la gran celebración que ha unido de nuevo a su famosa familia y a la que, como no podía ser de otro modo, ha rodeado la polémica desde el primer momento.

Ahora, ya recuperada de la boda - que se alargó hasta bien entrada la noche - María Teresa reaparece y desvela, en exclusiva, cómo se lo pasó en el enlace de su nieto José María: "Yo muy bien, me lo pasé fenomenal".

"Es mi nieto, le quiero muchísimo porque es un chico buenísimo, buenísima persona y están muy enamorados los dos y fue muy bonito verlos" ha confesado, dejando claro que aunque Terelu y Alejandra Rubio no habían visto a la novia hasta el día de la boda, ella sí la conocía porque "un día vinieron los dos a comer a mi casa".

Carmen Borrego habla claro de lo que está pasando en su familia

Carmen Borrego habla claro de lo que está pasando en su familia Europa Press

Haciendo oídos sordos a la polémica - "a mí no me interesa nada de nada" asegura - Teresa prefiere no pronunciarse sobre la filtración de imágenes de la boda por parte de algún 'topo' ni sobre las declaraciones de su nieta Alejandra afirmando que Carmen estaba enfadada durante la celebración y no se lo pasó bien: "Nada, nada. Yo no voy a decir nada, nada de nada de nada".

"Fui a la boda de mi nieto, lo pasamos muy bien, nos trataron muy bien. Estuvimos familiarmente todos juntos y es un día para recordar toda la vida. Y no digo nada más" añade, molesta porque alguien quiera empañar un momento tan especial para toda la familia.

Por eso, y destacando que son los novios los protagonistas de la boda y no el resto de la familia, Teresa ha querido darles un sabio consejo para que su matrimonio sea todo un éxito: "Le deseamos que se quieran mucho. Es difícil decir que se sigan queriendo como el primer día, pero que se sigan queriendo...". "Yo creo que querer a una persona, y no hablo de mi nieto, cuando tú quieres a una persona quieres a esa persona como esa persona es e intentas que uno se ayude al otro. Tú quieres a una persona asumiendo que perfectos no somos nadie, por lo tanto yo eso es lo que le deseo, que sea una pareja que se entienda así, cada uno sabiendo como es el otro" reflexiona sobre el amor la presentadora.