Llevábamos días esperando este momento, pero la realidad en ocasiones supera todas las expectativas. Marta López ha viajado hasta Honduras para sorprender a Kiko Matamoros y darle fuerzas para seguir a tope en 'Supervivientes'; y aunque se especuló con que la modelo anunciaría en su visita que está embarazada, nada de sabe del presunto embarazo por el momento (una noticia que la novia del colaborador tampoco ha desmentido, por otra parte)

Una visita la de Marta que el concursante no se esperaba para nada, ya que minutos antes de la sorpresa de su chica, Matamoros era víctima de una pequeña 'broma' por parte de la organización que no le hacía ni pizca de gracia. Elegido por sus compañeros como el más gruñón de su grupo, era trasladado a un lugar inhóspito en el que debería pasar varias horas para demostrar sus dotes de 'Supervivientes'. Visiblemente enfadado por esta 'penitencia', el colaborador era sorprendido por la modelo - escondida detrás de una palmera - dejándolo literalmente sin palabras.

"¡Ay!" exclamaba Kiko - tan alucinado como emocionado - al ver a Marta, antes de fundirse en un interminable abrazo en el que ninguno era capaz de contener las lágrimas mientras se decían "te amo" el uno al otro, protagonizando una escena digna de la mejor película romántica. "Muchísimas gracias. Ha sido el mejor regalo de mi vida" confesaba el concursante, incapaz de separarse de su novia.

Tanto amor se respiraba en el ambiente que Ion Aramendi le preguntaba a la pareja si les gustaría que sonaran "cocos de boda"; "Me encantaría que sonaran cocos de boda, desde que estoy aquí sueño con casarme con Marta y no quería decírselo públicamente, pero lo hemos hablado y se lo tengo que pedir formalmente. Por eso no quiero decírselo en publico, pero es en lo único que pienso desde que estoy aquí", revelaba Kiko, mirando embelesado a su novia.

Son muchas las voces que consideran ese encuentro como "frío". En Ya son las ocho, una psicóloga ha analizado como fue el reencuentro. "Da la sensación de que estaban contenidos. A lo mejor han pasado un buen momento hace poco, o no están en el mejor momento de la relación, pero se han dado cuenta en la distancia de que son el uno para el otro y se quieren de verdad", asegura la experta. 

"Además, él está acostumbrado a hablar de los demás en un plató de televisión, pero nunca se muestra delante de su pareja vulnerable. Da la sensación de que Kiko Matamoros podría estar ocultando sus sentimientos o estar mas contenido para no mostrar la realidad y no derrumbarse", explica. 

En Sálvame han seguido abordando el tema. Kiko Hernández recibe un mensaje desde Honduras, pertenece a Marta López Álamo, novia de Kiko Matamoros. El motivo de que la influencer se ponga en contacto con el colaborador es desmentir que su encuentro con el concursante haya sido frío. Al parecer, la escasez de besos pasionales entre la pareja ha tildado el encuentro de frío. Marta explica que "la que se estaba conteniendo en todo momento era ella". Además, aclara que Kiko si quería dar más muestras de amor, "Kiko me besaba y yo no quería espectáculo y él me respeto, intentó en todo momento besarme más y más, pero la que no quiere temas de esos soy yo".

Ante esta confesión, María Patiño no entiende nada, "es una manera de decir al mundo que Kiko me quería comer entera y que yo era la que no quería". María Patiño percibe de Marta que tiene "cierta inseguridad''. Que no debe de tener porque está clarísimo que Kiko muere por ella".

En el programa de Telecinco, los colaboradores han criticado lo poco que se está involucrando Laura Matamoros en el concurso de su padre. Por su parte, Diego no ha parado de decir cosas buenas y de alegrarse públicamente por el concurso y la relación de su padre. 

Sin embargo, esta relación que parece idílica, no es del todo cierta. Según Kiko Hernández, el vínculo de los hijos de Kiko Matamoros con Marta López Álamo no es tan estrecho como parece y se muestra preocupado por su amigo y por lo que le pueda afectar esta situación.

"Diego y Laura no quieren tanto como dicen a Marta, la novia de Kiko Matamoros, y eso yo creo que a su padre le tiene que producir profunda tristeza". Por su parte, Terelu Campos ha reproducido las palabras de Marta López Álamo con respecto a este tema: "Yo nunca me he sentido despreciada, si pasa algo, yo no lo sé", ha asegurado la colaboradora.