La situación económica de Isabel Pantoja no termina de remontar. Tras sus problemas con la justicia, al verse envuelta en el Caso malaya, por el que en 2013 fue condenada a 24 meses de prisión por blanqueo de capitales y a una multa de 1,15 millones de euros, la situación financiera de la cantante no ha vuelto a ser la que era. Según han desvelado en "Viva la vida", los problemas de la tonadillera con la Hacienda Pública persisten, lo que podría derivar en un embargo de su célebre finca Cantora.

Antes de que esto suceda la tonadillera ha conseguido, según ha podido saber y adelantó esta tarde Viva la Vida, vender tanto Cantora como su ático de Fuengirola. Por lo que desveló el programa de Telecinco ya está casi todo firmado por lo que habría un acuerdo entre Isabel Pantoja y su hijo. Ya se habría firmado hasta un contrato de arras.

Isabel Pantoja entró en prisión en noviembre de 2014 tras negarle la Fiscalía la suspensión de los 24 meses de cárcel a los que había sido condenado. Esto fue debido a que la tonadillera no hizo frente a los 1,15 millones de euros de multa a los que había sido condenada en el Caso Malaya. En diciembre de 2015 accedió al tercer grado y en octubre de 2016 su condena por blanqueo de capitales expiró.

Los problemas con la justicia de Isabel Pantoja han persistido. El 22 de marzo de 2022 se volvió a sentar en el banquillo por un supuesto caso de insolvencia punible tras, supuestamente, utilizar una sociedad para la venta de la finca "La gitana". La Fiscalía solicita para ella una pena de tres años de cárcel por este asunto.

Tras resolver sus problemas con la justicia, en 2016 Isabel Pantoja retomó su carrera como cantante, que compaginó con numerosas apariciones en televisión, especialmente en Telecinco. En 2019 participó en "Gran hermano dúo" y en "Supervivientes". En 2020 fue jurado en "Idol kids" y en 2021 hizo lo propio en "Top Star. ¿Cuánto vale tu voz?".

"Viva la Vida", el programa del cotilleo de fin de semana, ha conseguido hacerse con un gran hueco en la programación de Telecinco. Lo que nació siendo un espacio llamado “Que tiempo tan feliz” en el que María Teresa Campos recordaba cada semana la vida y milagros de alguien famoso ha acabado convirtiéndose en esta última y nueva etapa en un programa más del corazón de la principal cadena de Mediaset España. Pero el camino ha sido largo hasta aquí.

Lo que parece que tenían claro en Mediaset una vez que se cumplió el contrato de María Teresa Campos para los fines de semana es que querían ampliar el público a gente más joven y, a la vez, conseguir un programa que completara a Sálvame o a Socialité y que pudiera generar polémicas, hablar de los reality de la casa y además hacer famosa a gente para que participara en este tipo de programas y luego sus compañeros tuvieran algo de que hablar.

Así el programa fue presentado en un primer momento por Toñi Moreno, que no volvió hasta las vacaciones de Emma García. Pero ellas dos no han sido las únicas que se han sentado en el centro de este programa en el que también ha estado con un papel más que destacado Sandra Barneda, la periodista, presentadora y escritora condujo varios programas durante el aislamiento por Covid de Emma García. Algo que no sentó nada bien en el formato porque incluso algunos espectadores llegaron a preferir a Sandra antes que a la propia Emma, que no cae demasiado bien.