Momentos complicados para Alba Carrillo. Y es que tal y como la modelo, hace unos meses perdía a una de las personas más queridas para ella: su abuela Eloísa - madre de Lucía Pariente, que este mes de junio hubiese cumplido 100 años - a quien dedicó un triste adiós en sus redes sociales que refleja la especial unión que tenían.

"No me gustan las despedidas. Son inevitables pero me angustian. De siempre. Me encantan las bienvenidas y odio los adiós" ha publicado la modelo con una fotografía reciente en la que su hijo Lucas besa cariñosamente a su bisabuela, confesando que ha sido a su "abuelita" - "genio y figura" asegura - a quien este jueves ha "tenido que ir a despedir".

"La única abuela que me quedaba. Ya no seré nieta más en esta vida" se ha lamentado, explicando que tras perder "para siempre una de las ramas de mi árbol genealógico" y que en estos durísimos momentos es inevitable sentir "un dolor seco en el pecho que me hiere de una manera sorda y punzante".

"Los abuelos son lo más increíble que pasa por la vida de un niño. Siempre amor, siempre paz, siempre dolor cuando se van", ha añadido, comentando que, casualmente y "por carambolas del destino, despido a una abuela recordando el día que fue el cumpleaños de la otra". "Sin duda, será un día marcado en mi calendario con tinta de melancolía", asegura.

Ahora la pena es otra, ya que su hijo se ha ido de vacaciones familiares con su padre, el ex piloto de motos y dj, Fonsi Nieto. "No sé si os pasa a vosotros que planeáis muchas cosas para hacer cuando estáis solos y luego, os deja el niño, y tenéis tanta pena que no os apetece hacer nada. Me duele hasta la barriga, ya le echo mucho de menos", admitió la modelo.