La tarde de Sálvame ha empezado movidita. María Patiño ha soltado la bomba en el plató de Mediaset tras pillar a dos presentadores de la cadena besándose. El programa es uno de los espacios más longevos de la historia de Telecinco. Empezó siendo un contenedor en el que hablar de Supervivientes pero la buena acogida por parte del público hizo que fuera ganando cada vez más presencia hasta convertirse en un formato diario del que no solo han salido varios programas especiales como los viernes Deluxe o las cenas de famosos sino que también ha sido una gran cantera para los realitys de la cadena. Por eso, esta noticia será muy sonada.

De hecho Sálvame ha logrado que se hable de sus contertulios y colaboradores no solo en el propio programa sino en todos los formatos de Telecinco desde los que se emiten de lunes a viernes a los que lo hacen solo los fines de semana.

Es un programa, además, que ha sabido reinventarse con sus diferentes versiones. La última estrategia para ganar público ha sido la de ganar audiencia con dos de las bazas más importantes que tiene el canal: presentadoras como María Patiño o Terelu Campos que desde hace varios meses se emiten a primera hora de la tarde como avance de los contenidos que va a tener el programa después.

La tertuliana, después de unos momentos tensos, ha decidido contar lo que había visto por los pasillos de los estudios de Telecinco. Y es que ha pillado a Miquel Valls, el nuevo presentador de Ya es mediodía, y a David Valldeperas, presentador y uno de los directores de Sálvame, besándose en los pasillos.