Ser muy sinceros a la hora de dar tu primera impresión puede ser un motivo importante para que una cita fracase en 'First dates'. Este es el caso de María y Pablo, una empresaria y un cantante de, respectivamente, 68 y 62 años, que también entraron por separado al restaurante con las ideas muy claras sobre qué tipo de personas querían encontrar.

Instantes después de verse por primera vez, lo cierto es que la cita solo fue una cuestión de segundos. Nada más verle, María mostró mucho entusiasmo por conocer a Pablo, provocando el prematuro desenlace del encuentro en el veraniego reservado con su suprema sinceridad: "Yo lo quería con pelo".

"Lo primero que te suelta es yo lo pedí con pelo... O sea, a mí no me ofendas", comentó Pablo después del directo comentario de María, que prefirió marcharse atacando a María en otro total ante las cámaras: "Eres fea y, físicamente, eres un coco. Yo la quería guapa y esbelta, y no".

Ser muy sinceros a la hora de dar tu primera impresión puede ser un motivo importante para que una cita fracase en 'First dates'. Este es el caso de María y Pablo, una empresaria y un cantante de, respectivamente, 68 y 62 años, que también entraron por separado al restaurante con las ideas muy claras sobre qué tipo de personas querían encontrar.

Instantes después de verse por primera vez, lo cierto es que la cita solo fue una cuestión de segundos. Nada más verle, María mostró mucho entusiasmo por conocer a Pablo, provocando el prematuro desenlace del encuentro en el veraniego reservado con su suprema sinceridad: "Yo lo quería con pelo".