La audiencia ha dictado sentencia. Parte de los telespectadores están pidiendo la cabeza de Christian Gálvez. Culpan al famoso presentador, con un brillante historial en el que destaca "Pasapalabra", de los bajos niveles de audiencia del concurso "Alta tensión".

"Alta tensión" es un formato recuperado por Cuatro el año pasado, que ya había tenido una etapa a finales de los años 90 del pasado siglo en Antena 3. Se trata de un programa de preguntas y respuestas en el que una bombilla desvela si el concursante ha acertado o fallado.

Inicialmente fue la apuesta de Cuatro para luchar contra "Pasapalabra". Si bien, en la cadena de Mediaset entendieron pronto que se trataba de una lucha prácticamente imposible, por lo que decidieron trasladarlo a las mañanas.

El cambio no ha surtido efecto. "Alta tensión" sigue firmando discretas cuotas de audiencia, sin llegar algunos días al 2%. De hecho, hay quien especula con que Cuatro pueda estar pensando en retirar definitivamente "Alta tensión" de la parrilla.

Parte de la audiencia culpa al presentador Christian Gálvez de la mala marcha del programa. Le acusan de ser chulo y de hacer mal su trabajo. "Es el que sobra", critican.