Chanel, nuestra representante de Eurovisión, ha dado inicio a la nueva temporada de El Hormiguero. Pablo Motos ha arrancado otra temporada más en de un programa que se está conviertiendo en uno de los más longevos de la televisión española.

Y es que como otros tantos programas, El Hormiguero se despidió a principios del mes de julio de los espectadores para hacer un parón durante la época estival. Unas semanas después, el programa ya preparaba su vuelta y Antena 3 ha comenzado a promocionar el programa, que iniciará en septiembre su temporada número 17.

El show de Pablo Motos vuelve a sacar músculo de su gran plantel de invitados y anuncia que en el nuevo curso volverá a contar con importantes estrellas. "Más de 20 Premios Oscar, más de 40 Estrellas Michelín, más de 60 campeones del mundo, más de 100 Premios Goya y más de 200 Premios Grammy no nos parecían suficientes. Por eso volvemos con mucho más”, reza la voz en off del spot que ha ofrecido Atresmedia en sus redes.

Por el momento, la cadena no ha desvelado qué nombres abrirán la temporada del que es su programa estrella, pilar fundamental del prime time. En el último año, 'El Hormiguero' ha liderado su franja y ha logrado su segundo mejor dato histórico: un 15,6% de cuota de pantalla media y alcanza 2,4 millones de espectadores.

Antes de despedirse, el pasado jueves 30 de junio el espacio celebró con un especial sus 2.500 entregas con un tributo a los trabajadores que realizan el show de entretenimiento.

Pero ayer, Chanel aterrizaba en la mesa de Trancas y Barrancas. Hbaló de muchos temas, como de cuánto se cobra por ir a Eurovisión o de si le apetece sacar un disco. Pero una de las cosas que más ha extrañado a la audiencia versa sobre sus dientes. Y es que la hispano-cubana ha confesado que "me pican los dientes".

Esto es porque se ha sometido a un tratamiento de ortodoncia, que, según la doctora Patricia Bratos, "Lo que lleva Chanel en su sonrisa se llaman ataches, una palabra que quizá no suene a todo el mundo. Pero si hablo de ortodoncia con alineadores transparentes, seguro que os resulta más familiar ya que los ataches son pequeñas bolitas de composite que se adhieren en la cara externa de los dientes durante el tratamiento de ortodoncia con alineadores", argumenta.

En algunas ocasiones, estos tratamientos basados en férulas transparentes requieren de ciertos puntos de apoyo para realizar algunos movimientos concretos. A medida que avanza el tratamiento y los dientes se van moviendo según hemos planificado previamente, también se cambian los ataches para ayudarnos a alcanzar ciertos objetivos dentro del tratamiento. De hecho, cada juego de férulas es diferente, por lo que los movimientos que deben hacer van cambiando y adaptándose a la nueva posición dentaria.