Telecinco ya ha estrenado 'Got talent', que cuentacon una importante novedad en la mesa del jurado: Paula Echevarría ha fichado por el talent show para unirse al plantel de jueces, que vuelve a contar con Dani Martínez, Edurne y Risto Mejide. Por su parte, Santi Millán vuelve a ser el maestro de ceremonias.

“Me encanta ‘Got Talent España’. Es un formato que, como espectadora, me ha hecho alucinar y me ha emocionado mil veces. Mi padre es fan número uno del programa y fue con él con quien empecé a engancharme”, afirma la actriz.

Sobre sus sensaciones a la hora de afrontar el reto, Echevarría explica: “Reconozco que estoy un poco nerviosa. ‘Got Talent España’ lleva ya varios años de éxito y mis compañeros llevan mucho tiempo juntos. Seré como la nueva alumna de la clase, pero les conozco a los tres, son geniales y estoy segura de que encajaremos a la perfección. Creo que con Dani me voy a reír mucho, que Risto me va a dar mucho cariño, porque a pesar de su fachada es muy amable y cariñoso, y que Edurne va a ser con la que más cosas en común voy a tener”. 

Para Paula Echevarría, esta es su primera vez como jurado del talent show y reconoce haberse sentido muy bien junto a sus compañeros: "Creo que he encajado muy bien con ellos y me he sentido muy querida. Me han echado un capote siempre que lo he necesitado porque los primeros días sí que notaba que ellos tenía unas tablas ya con las que yo no contaba", ha reconocido durante la rueda de prensa.

En sus primeros programas, la asturianas ha vivido, junto a sus compañeros, un momento de los más surrealista (y talentoso). Brent Ray ha subido al escenario. Este vaquero de 43 años vive en su tranquila granja de Canadá. Allí trabaja con sus animales: cabras, vacas, gallinas...Pero su verdadera pasión es la pintura.

A Brent le gusta pintar paisajes, pero sobre todo retratos, y ha venido a 'Got Talent' a demostrarlo haciendo un retrato en directo de Risto Mejide. Sin embargo, nadie imaginaba que las técnicas que el canadiense iba a emplear serían tan...originales. Cuando la música ha comenzado a sonar, el vaquero ha comenzado a arrancarse la ropa, dejando a los miembros del jurado sin palabras.

El participante se ha quedado totalmente desnudo encima del escenario y ha comenzado a pintar a Risto utilizando como pincel su propio pene. Como era de esperar la locura se ha desatado en el teatro, llegando a su punto máximo cuando Brent ha mostrado el resultado de obra: un espectacular retrato del miembro del jurado.

Brent se ha bajado del escenario y ha regalado el retrato a Risto Mejide. Sin embargo, él no ha querido recogerlo y ha echado a correr por el teatro. El publicista le ha regalado el cuadro a una espectadora del público, muy entusiasmada por hacerse con la obra.