Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crítica de Monegal: Del funeral lo entretenido serán los Borbones, no los Windsor

El lunes todos a Londres (’El intermedio’).

Siguen las cadenas agolpadas en Londres. Han encontrado un filón. Las pintorescas caras y gestos que prodiga el nuevo monarca Carlos III se han transformado en ‘gags’ celebradísimos. Sus comentarios ‘sotto voce’, sus irritadas indicaciones a sus servidores palaciegos, sus líos con los tinteros y la tinta de las plumas, llenan las parrillas.

Seguramente sin pretenderlo se ha producido una rivalidad televisiva que los audímetros deberían medir: ¿qué concita más audiencia, el féretro de la difunta Isabel II transportado por las calles de su país, o las extravagancias, rarezas, malos humores y manías de su hijo? A mi me parece, no obstante, que el próximo lunes, en Londres, cuando se produzca el funeral, las cadenas de nuestro telehipódromo, y la atención de los televidentes de aquí, lo que buscarán será a los Borbones más que a los Windsor. Esa parada de regio personal hispano que va a coincidir allí va a ser muy entretenida.

Decía Wyoming en ‘El intermedio’ (La Sexta), entre preocupado y divertido: «¡La que le espera a Felipe VI en Londres! Se va a reencontrar con su padre; su padre se va a reencontrar con su madre, y, por si fuera poco, su padre lo mismo se reencuentra también con su ex, que no es su madre, sino su amante». ¡Ahh! Hay monarquías con tal capacidad de generar culebrones, que a su lado, los más acreditados guionistas de telenovelas venezolanas o turcas se quedan en una birria.

TELE 5 ‘FELICIDADES LETIZIA’ .– Sigamos con las regias familias. Dado que la reina Letizia está de cumpleaños (50) Tele 5 le ha preparado el documental ‘Felicidades Letizia’. Lo han emitido de madrugada. O sea que no confían. Han corregido esta falta de delicadeza horaria vertiendo en su interior toneladas de lisonjas con almíbar. «Es inteligente, tenaz, estricta, perfeccionista. No es fría, es intensa. Ha ido a comer a un restaurante hindú por 20 euros. Viste ‘low cost’, como mensaje de austeridad. Letizia es un regalo para la monarquía». Es solo una breve muestra. Se distinguieron en la adulación Esperanza Aguirre, Carmen Calvo y Celia Villalobos, además de un corro de periodistas. Este tipo de ejercicios, con tanto halago desatado y desmedido no creo que le gusten ni a la propia Letizia. Solía decir el célebre periodista de deportes José María García: «Cuidado, ¡el halago debilita!».

Compartir el artículo

stats