En "First Dates" hay citas para todos los gustos. Y de todos los tipos. Igual que sus comensales...

Raúl es un joven de 22 años, vigilante de seguridad y muy preocupado por la imagen física. Busca a una chica fiestera y que le llame la atención a primera vista. Ha tenido una cita con Bibi, una chica responsable que se dedica al cuidado de mayores.

A simple vista, el vigilante se ha sentido muy atraído físicamente por ella. Sin embargo, ha ocurrido algo que ha hecho que su acompañante no lo vea con los mismos ojos. Un comportamiento que ha provocado cierto rechazo en la joven.

Cuando Matías Roure se disponía a preparar el mojito de Bibi, el barman le ha dicho que no se preocupara, que él se lo acercaba a la mesa. Raúl, al ver el ofrecimiento del camarero a su acompañante, le decía: “¿Me lo lleváis a mí también, que así queda más guay? Eh, Matías ¿Me lo llevas tú?”.

Pero eso no ha sido todo. Lidia Torrent se ofrecía a colgarle la americana, para que no tuviera que cenar con ella y él le daba una respuesta que dejaba a todos desconcertados: “Pero cuélgala en una percha, que luego le sale joroba”.

“Esto es lo que te espera”, le advertía la camarera a la comensal, quien no dudaba en decir lo que le había parecido su acompañante en un primer momento: “No me ha gustado. Es un poco prepotente. No me ha gustado”, decía.

El joven de 22 años ha tenido varias frases que han descolocado a su compañera de mesa, que se ha quedado bastante en shock. 

Carlos Sobera pide a una comensal que deje de pedir chupitos

Ainhoa se define como “puro love, pasión y dinamita” y es que siempre ha tenido claro que es “una chica vitamina”. Tiene la autoestima por las nubes y no ha dudado en soltarle a Carlos Sobera “mis padres me han hecho muy bien, no lo ves” y confesarnos que los hombres al verla piensan “esta me come con patatas”.

Carlos Sobera ha continuado el vacile y le ha soltado un “Bien hecha, ¿cómo una chica como tú está soltera?” y ella le ha dicho que no lo entendía. No busca a un chico guapo ni inteligente, se conforma con uno educado. El presentador le ha dicho que pidiera por esa boquita, pero ella le ha dicho que se estaba poniendo “negra” de los nervios y le ha pedido a Matías un chupito de jägermeister “salud que belleza sobra”.

Ainhoa se ha venido arriba y le ha pedido otro chupito a Matías, Carlos Sobera se ha quedado muy sorprendido y le ha pedido que intentara estar serena para conocer a su cita, pero ella le ha dicho que no se preocupara “escúchame, no hace falta jäger para tumbarme a mí, corazón mío”.