Tamara Falcó e Íñigo Onieva no retoman su relación. Lo suyo es historia y una segunda oportunidad es "imposible". Así lo ha dejado claro Tamara Falcó en su reaparición pública después de los días más convulsos de su vida, en los que pasó de la felicidad más absoluta y de preparar su boda con Íñigo Onieva a romper fulminantemente su relación con él tras descubrir que le había sido infiel.

"El Íñigo con el que yo me prometí no tiene nada que ver con ese. La verdad es que nosotros, es difícil de creer y aunque él se dedicaba a la noche y a los viajes, yo creo que una relación tiene que darte una libertad. La base es la confianza. Sí, a él le gustaban hacer esas cosas y no había problema. Pero claro, con unos límites. Yo no sabía que estaba abusando de mi confianza" ha apuntado dolida la hija de Isabel Preysler.

Ahora, Onieva se encuentra derrotado. No sale de su domicilio y seguramente esté muy arrepentido. Por eso, Jorge Javier ha decidido presentarse en casa del ex de Tamara Falcó para concederle una entrevista. Sin embargo, como las redes vaticinaban, Onieva no salió de su casa y su respuesta ha sido el silencio.

Y Sálvame ha comentado en directo las primeras palabras del joven desde que ha pasado todo el follón: "La he visto en Sálvame. Está muy entera, la he perdido para siempre", indicó.

Desde El programa de Ana Rosa ha comentado cuánto dinero darían a Íñigo Onieva por romper su silencio y dar una exclusiva por todo lo que ha pasado.  "Entre 40.00 y 60.000€ es lo que pagarían ahora mismo a Íñigo Onieva por dar sus primeras palabras". Una cantidad llamativa por tener en exclusiva el fin del silencio del hombre del momento. Sin embargo, unas declaraciones que pueden jugarle una mala pasada y perjudica, aún más, su imagen.

De momento, quién vuelve al prime time de la televisión es Tamara Falcó, que esta noche acudirá como colaboradora a El Hormiguero. Y lo hará en un momento muy difícil para ella en el que, además, le sigue la sombra de su aparición telefónica en Sálvame. La conversación entre Falcó y Jorge Javier se produjo tan solo un día después de las críticas del presentador de Telecinco hacia la marquesa de Griñón: "Lo que no puedes hacer es tener una vida con el colectivo Hazte Oír, con la ultraderecha católica, con lo ultraconservador y con un fiestero". "Su vida es una absoluta mentira. Se le permite blanquear elementos muy peligrosos en la sociedad porque es Tamara Falcó, pero la escuchas y es para llevarse las manos a la cabeza", añadió antes de definirla como "un elemento nocivo". 

El propio conductor de 'Sálvame' no dejó pasar por alto el hecho de que Falcó atendiera a su llamada tras las críticas que había vertido sobre ella la tarde anterior: "Todo esto de la crónica social y las apariciones públicas es un juego de estrategia como el ajedrez. Tamara Falcó sabía perfectamente que entrando en el programa en el que ayer su presentador la cuestionó, lo que hacía era ganar una partida de manera inapelable". 

Por su parte, Kiko Matamoros destacó el hecho de que Falcó, colaboradora de Pablo Motos en Antena 3, hubiera optado por entrar en directo en Telecinco: "Me han dicho que hay un programa de la cadena amiga en el que están volando las papeleras y los bolígrafos en este momento"

"¿El hormiguero? ¿Te lo han dicho de verdad?", le preguntó Jorge Javier al colaborador, que subrayó el "cabreo" que, según él, había en esos instantes en el programa de la competencia: "Si nos pasara a nosotros con Anabel Pantoja también estaríamos tirando los móviles". "Esto qué quiere decir... ¿Que Tamara Falcó prefiere hablar conmigo que con Pablo Motos? ¿Esto es muy grave, eh?", bromeó el presentador.