El "Deluxe" es, sin lugar a dudas, uno de los programas más controvertidos de Telecinco. No es para menos: un espacio en el que se tocan algunos de los temas más sensibles y morbosos del mundo del corazón difícilmente deja a nadie indiferente. Si bien, en las últimas semanas la dirección del programa ha recibido fuertes críticas por la elección de los protagonistas. Si la semana pasada fue reprobada la elección de Gemma Aldón, la hija de Ana María Aldón, esta semana no lo ha sido menos con los dos protagonistas propuestos: Kiko Matamoros y Belén Esteban. "Se nota que no tenéis a nadie", han criticado a través de las redes sociales algunos telespectadores, que entienden que este tipo de contenidos "no interesan".

El caso es que la elección de Kiko Matamoros y Belén Esteban tiene su miga. Ambos llevan más de una década compartiendo asiento en "Sálvame". Y ambos han reconocido en numerosas ocasiones que se tienen un gran cariño y respeto mutuo. Pero esta bonita relación está actualmente en crisis. Recientemente una revista del corazón recogía unas declaraciones de Matamoros en las que venía a decir que Belén Esteban ya no tenía tirón para la audiencia.

Esta afirmación sentó como una puñalada trapera a la "princesa del pueblo", que así se lo hizo saber a Matamoros. Además, lo hizo entrando en directo en "Sálvame" y llorando a moco tendido. Pese a que en ese momento Matamoros trató de matizar sus palabras, diciendo que se refería a algo así como que desde que Belén Esteban había dejado las drogas había perdido fuerza ante las cámaras, los argumentos no convencieron a la madrileña.

Por eso, y quizás para tratar de coser estas heridas -o, quién sabe, para causar una hemorragia mortal-, la dirección del "Deluxe" ha decidido sentarlos frente a frente en el plató este viernes.

Esta idea no ha convencido a todos los telespectadores, que así se lo han hecho saber a través de las redes sociales. "Qué pesados, siempre los mismos", "no nos interesa", "me interesa entre 0 y nada", "es vergonzoso que nos engañen estos trileros", criticaron desde varios perfiles en Twitter.

El "Deluxe" no pasa actualmente por su mejor momento. Sus últimos datos de audiencia no han sido especialmente favorecedores, por lo que todos estos movimientos podrían ser para tratar de repescar unas cuotas de pantallas que el programa lleva tiempo sin pescar. Esto, sumado a la también crisis de audiencia que tienen las distintas ediciones de "Sálvame" y el trasfondo de problemas judiciales que sobrevuelan a estos programas hace que desde hace meses se especule con una posible desaparición o transformación radical de todo el "Universo Sálvame".