Antena 3 ha recuperado a una de sus series más exitosas de los últimos tiempos. Se trata de "Mi hija". El grupo ha decidido retomar la que fue uno de los grandes éxitos llegados de Turquía de los dos últimos años.

"Mi hija" es el último de los grandes éxitos de las series turcas en España. En los últimos años, el país otomano se ha descubierto como una de las grandes potencias mundiales dentro del sector audiovisual. Han hecho del culebrón y la telenovela su buque insignia, que ahora exportan a otros países de Europa y Sudamérica.

"Mi hija" fue un auténtico fenómeno para Antena 3. Le convirtió en auténtico dueño de las audiencias en el "prime time" dominical. De hecho, cuando se acercaba el fin de la serie, la cadena decidió trocear los capítulos, a fin de estirar el chicle del éxito.

No fue la única estrategia. Los últimos episodios fueron retrasados también para dar paso a la siguiente serie turca estrenada por la cadena, que acabó siendo también líder de audiencia.

Ahora, Atresmedia, en poder de los derechos de emisión de "Mi hija", ha decidido emitirla en el canal temático Nova. Por el momento, y para las cifras en las que se mueven estas televisiones secundarias, ha cosechado muy buenas cifras de audiencia, rozando los 300.000 telespectadores.

"Mi hija" ha gozado de gran éxito en las pequeñas pantallas de Turquía, pero también en la de muchos países europeos y sudamericanos. Pese a ello, no parece que el proyecto vaya a retomarse.

"Mi hija" es solo una más de la lista de éxitos televisivos de la industria audiovisual turca. Y es que el país otomano se ha destacado como una de las grandes exportadores de la industria cinematográfica y televisiva del mundo. Es, de hecho, el segundo del mundo que más vende fuera de sus fronteras, sólo por detrás de Estados Unidos.

Los países del Mediterráneo y Sudamérica son los principales consumidores de este sectorEspaña no es ajena a estos éxitos. En la pequeña pantalla española han triunfado títulos como "Mujer", o "Erkenci Kus", esta última con el galán turco Can Yaman, sin duda una de las grandes estrellas del panorama otomano.

El éxito de Can Yaman en España ha sido tal, que cuando visitó el país en 2019 tuvo que ser escoltado en todo momento por la Policía, pues las hordas de fans que le seguían a todas partes le impedían llegar a sus compromisos con total normalidad.