Pasapalabra es uno de los programas del momento. Todo el mundo habla de ello en la cola del supermercado o en la oficina. Pasapalabra ha conseguido trascender la pequeña pantalla y se ha colocado como uno de los programas más vistos de la televisión. Pero que hablen de uno no siempre es bueno. O al menos no del todo.

Pasapalabra es, desde hace años, uno de los concursos más importantes de la televisión en abierto. No en vano durante años estuvo triunfando en Telecinco conquistando la última parte de la tarde. Una sentencia del Tribunal Supremo obligó hace varios meses a la principal cadena de Mediaset a dejar de emitir este formato que por aquel entonces presentaba Christian Gálvez. Fue entonces cuando Antena 3 apostó por su compra y fue una decisión más que acertada. No en vano tener tanto ese programa como El Hormiguero ha hecho que las noticias de Vicente Valleés que se emiten antes y después de estos programas de tanto éxito sean lo más visto del día.

En buena medida el éxito del programa se basa en eso: en tener espectadores muy fieles a determinados concursantes que consiguen convertirse casi en uno más de la familia de quienes están al otro lado de la pequeña pantalla. Esa cercanía y amabilidad es lo que hace que cada vez más gente se sume al formato para intentar que esos concursantes se lleven el mayor premio posible.

Ahora, la duda está en ver quién se alza vencedor del titánico duelo entre Rafa y Orestes y quién consigue el millonario bote, que está apunto de legar a los dos millones de euros. En el último programa, Rafa se proclamó ganador y acumula 1.200 euros más tras un reñido duelo. Lo que significa que Orestes vuelve a la silla azul. Estas idas y venidas de ambos concursantes parece que están cansando a un amplio sector del público. "Hoy me he ahorrado el sufrir, por lo visto más de lo mismo.... bueno tengo muy claro quien se va a llevar el bote... Y no merecido". "Más de lo mismo en el programa", se quejaban varios usuarios.

La gente ya está un poco cansada de ver los mismos dos rostros sin variar. De hecho, muchos de ellos ya están pidiendo que alguien se lleve el bote de una vez. pero según una de las últimas teorías, tendremos que esperar a febrero de 2023, cuando el programa "alcance el récord de dinero repartido": "No lo van a repartir hasta que se llegue al récord, que se sitúa en 2190000 euros", asegura un usuario, al que todos replican con acierto: "Tiene muchísima lógica". "Ya se sabe que se lo llevará Orestes", comentaba otro usuario, que, como muchos otros, asegura que el nombre del vencedor se ha filtrado en redes.

El mayor bote de Pasapalabra

El bote más alto dado nunca por el popular concurso de Antena 3 se repartió hace 16 años (en 2006) y correspondió a un aspirante extraordinario. Todo parecía estar en su contra y, sin embargo, se llevó a casa una cantidad astronómica de dinero: nada más y nada menos que 2,19 millones de euros.

Era Eduardo Benito, tenía entonces 38 años y utilizó esa fortuna para abrir su propio negocio: una charcutería gourmet. Benito tenía todo en contra, como decíamos más arriba, no porque no tuviese capacidad suficiente para alzarse con el gran premio de Pasapalabra, sino porque el día que ganó era el primero que llegaba al programa. Y con eso tuvo bastante.

Y es que Eduardo Benito llegó, vio y venció, como Julio César. Aquel día, el concursante se estrenaba en Pasapalabra y no sólo llegó al rosco, sino que lo completó correctamente y se embolsó 2,19 millones de euros. Fue con la letra J y la respuesta fue Jiménez, en referencia al apellido del escritor español autor del libro 'Platero y yo': Juan Ramón Jiménez.

El segundo bote más alto de Pasapalabra se entregó diez años después, en 2016, y tenía un montante de 1,86 millones de euros. Fue para David Leo y hubo que esperar otros cinco años para ver cómo alguien se llevaba otro suculento premio: el mayor tercer bote de la historia del concurso en España.

En esta última ocasión, el premio era de 1,82 millones de euros y se entregó el año pasado a uno de los concursantes más queridos y seguidos de Pasapalabra: Pablo Díaz. El aspirante llevaba 260 programas a sus espaldas hasta que por fin logró la victoria total y se llevó el ansiado bote. Aquel día jugaba contra Javier Dávila, el flamante ganador de la edición especial de Pasapalabra en Halloween, emitida el lunes 31 de octubre de 2022, y uno de los veteranos más famosos de otro longevo concurso: Saber y Ganar.