El nombre de Marta López está asociado, desde hace días, al de Alba Carrillo y Jorge Pérez. Su papel de 'cómplice necesaria' de la traición a Alicia Peña al 'ceder' su salón y su sofá a la pareja para que apagasen el fuego que se encendió entre ambos durante la fiesta de Navidad de Unicorn la ha situado en el ojo del huracán y en el tercer elemento clave del culebrón más jugoso del momento.

A pesar de que en un primer momento la exgran hermana aseguró que entre sus compañeros no había pasado nada más que los besos que se vieron en las polémicas imágenes que revelaron su 'affaire', y que la modelo durmió sola en su casa, finalmente acababa confirmando los rumores de que Jorge había ido a su domicilio para ver a Alba.

Así, a pesar de que confesó que no tenía ni idea de lo que había pasado entre ellos y dejó claro que ella no había escuchado nada, el ex guardia civil la acusa de haberle traicionado y de haber montado una trama con Alba para 'jugársela'. Algo que Marta no está dispuesta a permitir, como nos ha contado dolida con el que pensaba que era su amigo, en el aniversario de una conocida sala de la capital: "Estoy cansadísima, aburridísima, agotadísima. Y yo no he dicho nada". "Cuando se filtró lo que había pasado los llamé a los dos porque me habían dejado con el culo al aire y Jorge me dijo, 'dilo, que mi mujer ya lo sabe'. Y lo único que dije es que había estado en mi casa, lo demás ni me va ni me viene, es que yo no quiero saber nada" asegura.

"He protegido muchísimo a Jorge y lo que yo he recibido de él es 'me habéis traicionado, me la habéis jugado', cuando para mí era más amigo Jorge que Alba. Ella era compañera amiga de plató, no mi amiga" ha confesado, molesta porque el cántabro "es incapaz de darme una explicación. ¿Cómo lo he traicionado? Que salga una persona que lo diga, porque yo no había dicho nada, me quiero retirar de todo esto y estamos haciendo televisión, pero no todo vale" añade. Sin embargo, y a pesar de su decepción con el que consideraba su amigo, Marta deja claro que "no voy a arremeter contra Jorge nunca, pero llegado a este punto no me ha quedado más remedio que contar la verdad y la verdad beneficia a Alba". "Resulta que soy una mierda de amiga. Él me manda el mensaje y me bloquea, por lo que no tengo opción de hablar, defenderme ni preguntar, pero da igual, yo le entiendo. Él ama a su mujer y suu familia y no voy a arremeter contra él" reconoce, comprensiva con lo delicados momentos que está viviendo el ex guardia civil.

La semana pasada, 'Fiesta' destapó la infidelidad de Jorge Pérez a su mujer Alicia con Alba Carrillo durante la fiesta de empresa de la productora Unicorn. Tanto el guardia civil como la exmodelo aseguraron que entre ellos no había pasado nada más allá de un claro y evidente tonteo que fue grabado por los testigos, pero no ha sido así.

A lo largo de la semana, numerosos testimonios han surgido para alimentar este culebrón. Entre ellos, el de la propia Alba Carrillo, que cansada de mentir, decidió destapar lo que pasó entre ella y Jorge una vez abandonaron la discoteca y se refugiaron en casa de Marta López (versión que ella secunda). Ahora, Emma García y los colaboradores de 'Fiesta' se muestran muy decepcionados por haber sido víctimas de las mentiras de los protagonistas de esta historia.

"No es que se nos haya caído la venda, nos la han arrancado", son las primeras palabras de la presentadora al comenzar el programa de este sábado. "Veo otra vez las imágenes y me las vuelvo a creer. Me miraban a los ojos y dando detalles... pero algunos detalles se pueden evitar cuando estás mintiendo. Me parece increíble lo que ha cambiado la versión de un fin de semana a otro. Y encima han pasado de ser amigos íntimos a incluso meter a la justicia de por medio".

Emma García, que quiere "quitar a Alicia del medio" porque considera que "es la víctima de todo esto" se muestra sorprendida por cómo ha cambiado la cosa en tan solo siete días: "Hemos pasado de una mentira... hay que ser muy mal pensada para no creerte esa mentira. Lo vamos a admitir, nos la han metido doblada, hay que aceptarlo. Pero hemos pasado de una mentira a dos supuestas verdades. Ojo, que no coinciden ahora ni siquiera en la versión que están dando".

La presentadora considera que "hay que ser legal y mentir con elegancia" y añade una interesante reflexión al respecto: "Podemos entender las mentiras que dijeron, pero eran innecesarios ciertos detalles". "A mí me engañan una vez por tonta, pero dos no", añade Emma.

La bomba ha estallado y solo queda en pie Alba Carrillo. El que fuera su amigo y al parecer, también amante, le confirmó que prefería volver a lucir el uniforme de policía o fregar platos, antes que volver a trabajar en televisión. Jorge Pérez está muy decepcionado con la situación y con la imagen que se está dando de él.