En marzo de 2001, ocho meses después de terminar la primera edición, sin tiempo para dejar enfriar el éxito, Telecinco estrenó "Gran Hermano 2". En plena fiebre de "realities", el éxito de la secuela fue también abrumador. Y nuevamente se convirtió en un semillero de nuevos personajes televisivos. Fayna Bethencourt, canaria de por entonces 22 años, fue una de las más populares tras su noviazgo con Carlos Navarro, alias "el Yoyas", expulsado disciplinariamente por tener un comportamiento violento precisamente con ella.

Cuando llegó a "Gran Hermano 2", Fayna tenía 22 años y era guía turístico en Las Palmas. Pronto comenzó una relación con el catalán Carlos Navarro, dos años mayor que ella. Su historia fue muy polémica, ya que la actitud agresiva de él acabó costándole la expulsión del programa. Solo unos días después Fayna abandonaba también la casa. Esta vez tras ser nominada por sus compañeros y expulsada por la audiencia.

Entonces ambos -especialmente él- se convirtieron en dos personajes mediáticos. Ella participó en 2003 en "La isla de los famosos 2" y posteriormente fue colaboradora habitual del programa del corazón "Cazamariposas" y también participó en otros espacios como "¡Qué tiempo tan feliz!".

En la última década su fama decayó y Fayna buscó otros trabajos. Hace unos meses se supo que a finales del año pasado había cerrado su negocio, una peluquería. Poco después también sorprendió a sus seguidores al anunciar que se convertía en agente inmobiliario de una conocida empresa en Gran Canaria.

Además, Fayna tiene una activa vida en redes sociales. Precisamente allí sus seguidores le preguntan recurrentemente sobre si piensa en regresar a los platós. Y ella ha contestado con franqueza. "Se suelen referir a programas de máxima audiencia que hablan de corazón y 'realities' y tal. Por eso contesto y lo dejo claro", comenzó diciendo la ex de "GH 2".

@fayna.bethencourt A la tele o la radio para cosas divertidas y/o productivas, gracias 🥰#fayna #faynabethencourt #yarespondoporaquí #gh #hacemillonesdeaños ♬ sonido original - Fayna Bethencourt

La canaria prosiguió en su explicación: "Me han llamado a programas donde hablan de corazón para hablar sobre terceras personas y tal y también cuando cerré la pelu, pero a estas alturas de mi vida decidí hace ya tiempo hacer cosas que me diviertan y me hagan sentir bien sobre todo. Sentarme en un programa a hablar de la vida de otras personas igual no me hace sentir demasiado cómoda, por eso lo descarto.

Eso sí, pese a estas afirmaciones, Fayna no cierra definitivamente la puerta a la pequeña pantalla. "Cuando me llamen para algo divertido o productivo con lo que me sienta bien o piense que sirva para algo, allí que iré. Mientras tanto, no me apetece", concluyó.

Ahora, "El yoyas" está en busca y captura para cumplir una sentencia de cuatro años de prisión por maltratar a Fayna a sus hijos.