Hay escenarios que quedan para el recuerdo del público. Lo idílico de la ciencia ficción provoca que esos lugares tan extraños en los que se ambientan algunas de las películas más aclamadas de la historia se conviertan en un sueño para sus fans. En muchos casos se tiene que quedar ahí, en un sueño, ya que aquel lugar que imaginaban no es más que un espacio construido a través de nuevas técnicas de producción o un plató desmontable.

Si uno piensa en las historias de ciencia ficción más relevantes de la historia seguramente se le vengan a la cabeza sagas como ‘Star Wars’, ‘Harry Potter’ o, en este caso, ‘El Señor de los Anillos’. J. R. R. Tolkien fue el encargado de dar vida literaria a Frodo, Gollum, Legolas o Gandalf en el año 1954, cuando salieron a la luz los tres volúmenes que compusieron el mundo ficticio de la Tierra Media. Sin embargo, esta fue la secuela de una obra que Tolkien había publicado con anterioridad, ‘El Hobbit’, una historia que en principio iba a ser para sus hijos y que finalmente tuvo que tomar un tono un poco más adulto cuando su éxito despegó.

La trilogía cinematográfica basada en este primer libro, que cuenta las aventuras del hobbit Bilbo Bolsón, se estrenó entre 2012 y 2014, siendo su orden: ‘Un Viaje Inesperado’; ‘La Desolación de Smaug’; y ‘La Batalla de los Cinco Ejércitos’. Ahora, y con motivo de la celebración del décimo aniversario desde el estreno de la primera, la empresa de alquiler de viviendas Airbnb ha puesto en alquiler varias casas hobbit de La Comarca.

Para todo aquel que quiera pasar una noche en ‘The One-and-Only Hobbiton’, tendrá que desplazarse a Waikato, en Nueva Zelanda, donde se encuentra el emplazamiento ficticio que el director Peter Jackson usó para dar vida a las ideas de Tolkien. El alojamiento en sí tiene espacio para cuatro viajeros y está compuesto por: dos dormitorios, dos camas y un cuarto de baño. Tal y como explica el anuncio, los interesados podrán intentar hacerse con su reserva a partir del 13 de diciembre a la una de la tarde -hora española-. Las opciones para los interesados son tres estancias de dos noches disponibles en marzo en uno de los 44 agujeros hobbit: del 2 al 4; del 9 al 11; o del 16 al 18.