Este miércoles hemos sabido gracias a la revista Lecturas que Rocío Carrasco se verá cara a cara con su hija, Rocío Flores, en el juicio por el que Antonio David le reclama la pensión de su hijo. Según la publicación, ha sido el exguardia civil quien le ha pedido a la joven que declara en sede judicial.

Este jueves hemos visto a Rocío junto a su marido, Fidel Albiac, y le hemos preguntado por esta información que nos ha dejado muy sorprendidos. Ella misma nos ha confesado que está tranquila y que "todo se andará". Además, se ha mostrado muy sonriente y ha asegurado que todo está "bien".

En cuanto a los planes de Olga Moreno de vivir en Madrid, por lo que dejará de estar bajo el mismo techo que el nieto de la Jurado, David Flores, Rocío prefiere no hacer declaraciones: "hasta luego, gracias" y asegura que "de verdad que no tengo nada que contaros de eso".

La hija de Pedro Carrasco se enfrenta a un año de cárcel y una multa de entre 15.000 y 19.000 euros tras ser acusada de 'abandono de familia' por no haber abonado desde 2018 los 200 euros mensuales de pensión que se estipularon para su hijo. Tal y como comenta la revista Lecturas, Rocío está convencida de su inocencia y tiene preparada su defensa.

Han sido los abogados de Antonio David los que han pedido que su hija declara como testigo, aunque la revista asegura que también los abogados de la Carrasco van a pedir su declaración. De esta manera, parece que madre e hija se van a ver las caras después de años sin tener contacto.

La desaparición de Rocío Flores: un año que lo cambia todo

Con el paso del tiempo, nos damos cuenta de que las cosas han cambiado muy y mucho en la vida de la joven... ¿Se sentaría ahora mismo para defender a Olga? la respuesta probablemente sea 'NO' y es que ahora están más distanciadas que nunca, y sin embargo, mucho más unida a su padre tras su nueva relación sentimental con la periodista Marta Riesco.

Volviendo a sus comienzos en los platós de televisión, la joven ya conocía los focos tras ser la defensora de Antonio David en 'GH VIP', pero lo cierto es que no es lo mismo ir a dar la cara por un concursante, que colaborar todas las semanas. Aunque avisó que no estaba allí para hablar del documental de su madre, lo hizo, semana tras semanas dio su versión de los hechos... siempre contradiciendo las palabras de la Carrasco.

Además de estar en 'El programa de Ana Rosa', también la vimos en 'Ya son las ocho', aunque sus intervenciones en televisión fueron yendo a menos... hasta que de la noche a la mañana, ha desaparecido de la pantalla. Al parecer, la joven no habría llegado a un acuerdo con la productora de su programa para seguir con ellos y además, está volcada en sus estudios para labrarse un futuro.

Al no llegar a un entendimiento, la joven ha preferido quedarse fuera del medio y centrarse en su futuro profesional para tener el día de mañana un as bajo la manga. Mientras tanto, Rocío sigue utilizando sus redes sociales para mandar -de vez en cuando- algún mensaje que otro y además, colaborar con algunas marcas.