Aquí no hay quién viva fue una de las series más vistas de la televisión española durante la pasada década.

Aquí no hay quien viva marcó a más de uno durante los primeros años de los 2000. Por ella pasaron reconocidos actores nacionales como José Luis Gil, Loles León, María Adánez o Pablo Chiapella.

Pero una de las actrices más seguidas de aquella época no es otra que Laura Pamplona.

La actriz es hija de Amparo Pamplona y nieta del guionista y periodista Clemente Pamplona. Desde pequeña ha tenido que pasar dificultades en la vida tras sufrir una pérdida inesperada: su hermana Aitana, de tan solo diez años de edad, moría a consecuencia del incendio acaecido en el domicilio familiar.

Pamplona, que su papel más destacado en la serie de Antena 3 la catapultó a la fama, ha salido en varias producciones conocidas de Telecinco y TVE, como Hospital Central y Los misterios de Laura.

Pero los años pasan para todos, y la actriz siempre se ha caracterizado por sus cambios de look. En especial cuando se rapaba la cabeza, mucha gente se preguntaba si estaba enferma, aunque ella ha dicho en más de una ocasión que lo hacía porque le apetecía.

Laura Pamplona TVE