Fue uno de los más queridos de la televisión. Todo el mundo se pegaba a la pequeña pantalla para verlo y hasta se puede decir que para contener la respiración con él. Pablo Díaz consiguió convertirse en uno de los concursantes más populares de Pasapalabra. En una entrevista concedida recientemente a la web de Antena 3 el joven que participa en el concurso más importante de la televisión y que se lle´vo 1,3 millones de euros confesó que veía el concurso con ella y que por eso se presentó, casi en su homenaje. Pero el suyo no fue el primer paso honroso por la pequeña pantalla. Antes hubo otros concursantes que triunfaron en la televisión como Fran González, el asturiano de Pasapalabra que fue también uno de los protagonistas del rosco. De hecho él también se acabó llevando el premio más alto de la televisión. Y desde entonces desapareció. Al menos de la visión pública porque sigue en redes sociales (sobre todo en el Twich). De donde no se le puede seguir la pista es en Twitter y en Instagram, redes de las que parece que ha huido.

Pasapalabra es uno de los concursos más seguidos en la televisión española. De hecho, el formato no para de acumular récords de espectadores en su franja de horario, aunque muy posiblemente sea el programa más visto de la televisión en la actualidad, llegando incluso a rivalizar con grandes eventos deportivos o políticos.

Una de las claves del éxito del concurso son sus invitados. Está claro que la cantidad de famosos que pasan por las mesas naranjas y amarillas son un gran reclamo para los espectadores. Pero sobre todo, son muy llamativos los eternos duelos entre Orestes Rafa, dos chicos que están a punto de llevarse un bote millonario.

Orestes, un burgalés de 25 años licenciado en filología (aunque estudiante de filosofía en la actualidad) es todo un prodigio en lo suyo. El concursante nos ha brindado momentos muy tensos, en los que su valentía y humildad han quedado retratadas. De hecho, muchos espectadores lo tildan de "ser demasiado buena persona".

Por el otro lado está Rafa, un sevillano de 32 años, periodista y muy amante de la lectura y de la música. Mucho más estratega que su rival, Rafa ha conseguido acumular más victorias que el burgalés desde que recaló por segunda vez en Pasapalabra, lo que lo convierte en el concursante con más probabilidades de alzarse con el codiciado bote.

Pero eso no quiere decir que Díaz esté alejado del todo de sus seguidores. Ahora Díaz se dedica a compartir directos en Twitch, en lo que ha invertido una parte del dinero del bote. Allí juega al Mario Bros y también toca las canciones que le piden al violín sus seguidores. Eso sí, para que Pablo toque una de tus canciones hay que ser seguidor y pagar una cuota de suscripción.