Acusan a un concursante de "Pasapalabra" de "competencia desleal

"Si sabe más, ¿qué hay de malo en ello?", defienden algunos telespectadores

Pasapalabra cae en audiencia: el veterano programa que le ha arrebatado el primer puesto

A.D.

De competencia desleal. De eso acusa un sector de la audiencia a un concursante de "Pasapalabra". El motivo, a juzgar por lo que publican en redes sociales, es que tiene más conocimientos que sus contrincantes. "Si sabe más, ¿qué hay de malo en ello?", se preguntan los defensores del aspirante al Rosco.

El concursante en cuestión es Óscar. Se trata de un "habitual" de los concursos de cultura general. Por ejemplo, tuvo notables participaciones en el ya cancelado "Boom" o en el mítico "Saber y ganar".

Ahora ha irrumpido con fuerza en "Pasapalabra", programa para el que dice haberse preparado a conciencia. "Es la primera vez que estudio para asistir a un concurso de televisión y, después de muchos años (y pese al reciclaje continuo que exige una profesión como la mía), he redescubierto el placer de encontrar, asimilar, entender, aprender...", reconoció hace unos días en sus redes sociales.

Esta práctica, tan normal y habitual entre los concursantes de televisión, ha sido censurada por un sector de la audiencia, que considera que es una especie de "trampa". No es la primera vez que algunos seguidores del programa le acusan de "jugar sucio".

Por supuesto, hay también muchos telespectadores, seguramente una inmensa mayoría silenciosa, que le apoyan. "Si sabe más, ¿qué hay de malo en ello? Ojalá yo supiera tanto. Los que dicen que es competencia desleal se equivocan, porque aquí el que sabe, vale. Y el que no, para casa", defendió una seguidora a través de Twitter.

"Pasapalabra" es el concurso más visto de la televisión en España. Comenzó a emitirse en el año 2000 en Antena 3 y, tras seis años de emisiones, Telecinco se hizo con el formato. Con Christian Gálvez al frente, el programa, con su célebre rosco final entró de lleno en la historia de la televisión española.

Todo era de color de rosa hasta que en 2019 una sentencia obligó a que Telecinco cesase las emisiones por unos problemas con los derechos de emisión. Antena 3 estuvo rápida y logró "robar" el formato para sus canales donde todos los días lidera las tablas de audiencia con Roberto Leal al frente.