Violeta Mangriñán estalla después de temer por su vida: "Nunca antes había tenido miedo de morirme"

Esta es la situación que ha tenido que vivir la influencer

Violeta Mangriñán.

Violeta Mangriñán. / GTRES

Valeria Montero

Violeta Mangriñán parece haber temido por su vida estas últimas horas. ¿El motivo? Las inundaciones históricas que han tenido lugar en Madrid. La influencer aguantó las lluvias torrenciales en la Capital en un día donde le tocaba ver la cara por primera vez a su bebé.

Fabio y Violeta acudieron a una ecografía en cinco dimensiones para ver los primeros rasgos de su pequeña. Esta imagen les resultó conmovedora y ya le encontraron a Gia cierto parecido a alguien de la familia: "Es igual que Gala". En este enternecedor momento, la próxima hermana mayor comenzó a llorar y su madre intentó consolarla con un "no llores Gala, tú eres más guapa".

La pequeña Gala sigue creciendo poco a poco y parece que cada día se parece más a su padre -o eso dicen sus seguidores-. Violeta Mangriñán publicó un vídeo de su primogénita junto a su padre bailando en el que Gala se colaba para demostrar que ella también había sacado el ritmo del padre, además de su cara.

Sin embargo, a los momentos amorosos les siguió el pavor: Violeta Mangriñán se mostró en sus historias con un rostro con aparente gesto de preocupación donde alarmaba a sus seguidores. "Hoy Madrid parecía un parque de atracciones acuático, la ciudad colapsada y las carreteras ni os cuento..." comentaba la influencer.

Miedo a morir

La cosa fue más allá. "Nunca jamás en la vida había tenido miedo de morirme, todo cambió cuando me convertí en mamá. He pasado miedo hoy, he cancelado dos cosas que tenía esta tarde después de la eco para evitar tener que volver a Madrid por miedo, desde que tengo a Gala y más ahora embarazada me he vuelto una miedosa caguica" confesó Mangriñán.

No obstante, no es la primera vez que sentía una sensación parecida. Todo este miedo, eso sí, viene a raíz de haber sido madre, tal y como ella misma ha explicado: "Lo mismo me pasa con los aviones o peor, nunca me dio miedo volar y ahora cada vez que he de coger un avión me da pánico". A continuación, se encargó de hacer una nota mental para comprarse un paraguas.

La noticia de que la pareja esperaba otra criatura fue recibida con mucha emoción hasta por sus seguidores. Poco a poco, Violeta Mangriñán ha ido compartiendo los avances en su maternidad con todo lujo de detalles. A pesar de que Gala les haya hecho de lo más felices, Mangriñán arrastra un trauma que piensa que le va a pasar factura en su segundo embarazo.

La influencer no se ve preparada para darle el pecho a Gia cuando llegue al mundo después de lo que sufrió como madre primeriza. Así se lo confesó recientemente a sus seguidores de Instagram después de que el calostro se hiciera notar por primera vez.

Mangriñán cree saber el motivo por el cual es muy difícil para el momento de lactancia que tantas ganas tenía de vivir antes de dar a luz a Gala. "Estoy segura de que de no ser por mi operación de aumento de pecho hace seis años, hubiese sido una gran amamantadora... una buena lactante, pero el dolor que sentí con Gala me creó tal trauma que, sinceramente, con Gia no me atrevo siquiera a intentarlo".