Rejuvenecer un jersey viejo sin lavarlo, ni productos: solo necesitas una cuchilla de afeitar desechable

La solución más simple uy rápida para recuperar tus prendas favoritas y que luzcan como el primer día

Rejuvenecer un jersey viejo sin lavarlo, ni productos: solo necesitas una cuchilla de afeitar desechable

Rejuvenecer un jersey viejo sin lavarlo, ni productos: solo necesitas una cuchilla de afeitar desechable

A menudo, tiene que darse prisa para llegar a una reunión extraordinaria en el trabajo o a una cita con los amigos. Pero sencillamente no tienes tiempo para estar lo mejor posible. Eres consciente de que una situación así puede arruinarte el día.

En las siguientes líneas, descubrirás varios consejos que te ayudarán a lucir lo mejor posible en este tipo de situaciones.

Evita los momentos incómodos

Decides llevar una falda ancha y holgada en un día ventoso. Lo más probable es que tu falda se ondule y los transeúntes empiecen a mirar tu ropa interior. Que no cunda el pánico. Sólo necesitas entre 6 y 8 monedas. Pégalas en el dobladillo interior de la falda. Las monedas desempeñarán dos papeles: camuflarán tu falda y la harán más pesada. Así evitarás que el viento te levante la falda elegida.

Mantenerse fresca durante el embarazo con unos vaqueros

Cuando una mujer está embarazada, pasa por momentos felices y difíciles. Uno de los periodos más difíciles es el segundo trimestre de embarazo. En esta etapa, la cremallera de la ropa suele negarse a cerrarse. Pero que no cunda el pánico. Hay un pequeño truco que puedes utilizar. Ponte una camiseta de tirantes elástica sobre la cintura. Enróllala sobre la cremallera. Estarás más guay que nunca.

Calcetín en las botas

Los vaqueros tienen una forma de hacer muy atractivas sus botas largas. Sin embargo, mucha gente no conoce el truco para llevarlas. Simplemente envuelve un calcetín largo alrededor de tus vaqueros. Luego cierra la bota.

Devolver la vida a un viejo jersey

¿Recuerdas el dicho: lo viejo es oro? Siempre habrá ropa vieja de la que no quieras deshacerte. Un ejemplo son esos viejos jerseys en los que has invertido bastante dinero. Cuando se vuelvan tupidos por el uso, puedes probar este truco. Coge una cuchilla y quita la pelusilla.

Sin embargo, los jerseys sintéticos o de punto ancho pueden estropearse. Así que ten cuidado al realizar esta tarea.

Arregla los pantalones rotos

Imagínate ponerte esos pantalones o vaqueros de tu época universitaria, sólo para que se te rompan en cuanto te agachas. No te preocupes. Si no puedes volver a casa, utiliza una grapadora en la costura interior. Así tendrás unas horas para digerir el inconveniente.

Cuidado con los botones que saltan

Seguro que alguna vez te has encontrado en esa situación en la que uno de tus botones se ha abierto en el momento menos oportuno. No se puede decir que siempre tengas un kit de costura a mano. En una situación así, necesitas un clip para evitar lo peor. Podrás seguir con tu día tranquilamente.