Sofía Suescun desvela lo que pasó detrás de cámaras con Kiko Jiménez: "Que nos casemos"

La concursante ya está de regreso a España después de su visita a Honduras

Sofía Suescun desvela lo que pasó detrás de cámaras con Kiko Jiménez: "Que nos casemos".

Sofía Suescun desvela lo que pasó detrás de cámaras con Kiko Jiménez: "Que nos casemos". / TELECINCO

El reencuentro entre Kiko Jiménez y Sofía Suescun ha dejado uno de los momentos más emotivos del concurso. Ambos se han echado mucho de menos durante estos meses separados y así lo han demostrado la primera vez que se han visto las caras en todo este tiempo. "Te he echado de menos. No pensaba yo estar tanto tiempo", expresaba casi entre lágrimas el concursante. "Llevas dos meses como un campeón y haciéndolo súper bien", le apoyaba Suescun.

Y es que Kiko ha sufrido bastante el estar alejado de su pareja, con la cual lleva ya cinco años y de la que apenas se separa. "Es la mejor sensación que he vivido en mi vida después de tanto tiempo, que tampoco ha pasado tanto tiempo", confesó sin ninguna duda Kiko, mientras seguía abrazando y besando a su pareja. Además de este reencuentro, también han protagonizado otro gran momento, participando juntos en la Noria infernal y batiendo el mítico récord de Sofía y Logan.

Pero lo que sin duda ha sido el momento álgido de la pareja fue el momento en el Kiko Jiménez le hizo una especie de petición de matrimonio a Sofía. Movido por la emoción de volver a verla e incitado por Carlos Sobera, que quería volver a tener un momento como el de Ángel Cristo y Ana Herminia, Jiménez hizo lo que pudo para pedirle a Suescun que se casara. Sin embargo, la navarra rechazó la petición antes de que llegase a suceder, aludiendo que ese no era el momento.

La respuesta a la petición de matrimonio

Como cada pareja que se reencuentra en Honduras, Sofía y Kiko tuvieron su momento de intimidad en el que fuera de cámaras compartieron diferentes cosas. Las dudas llegaban sobre si la petición de matrimonio fallida delante de las cámaras había fructificado fuera de ellas. A su llegada al aeropuerto de Madrid, Suescun fue asaltada por los micrófonos de los periodistas que querían saber cómo había terminado el asunto.

"Es que no soy de bodas", expresaba la navarra, siguiendo las palabras que dijo su madre días antes en el plató. Maite Galdeano había señalado que la familia no era muy fan de las bodas, por lo que le era difícil de entender que su hija se casase.

"Cuando dijo lo de la boda era una forma de decir cuánto me ama, ese 'quiero todo contigo', pero creo que haya que llevarlo a cabo, es más algo que se dice... No tiene sentido una boda", puntualizaba Suescun, rechazando los rumores de un posible enlace y tranquilizando a los seguidores de ambos que ya los veían delante del altar.