Buenas noticias para los jubilados de Muface que cotizaron en los últimos años del franquismo: el regalo de 4.000 euros de Hacienda si están en esta lista

Estos son los pensionistas beneficiados por la nueva medida

Buenas noticias para los jubilados de Muface que cotizaron en los últimos años del franquismo: el regalo de 4.000 euros de la Seguridad Social

Buenas noticias para los jubilados de Muface que cotizaron en los últimos años del franquismo: el regalo de 4.000 euros de la Seguridad Social

La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó los 12.732 millones de euros el pasado 1 de mayo, un 6,3 % más que en el mismo mes del año pasado, cifra equivalente al 11,5 % del producto interior bruto (PIB).

Según los datos facilitados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, la pensión media se sitúo en 1.254 euros en mayo, un 5 % más que hace un año.

Esta media corresponde a la cuantía de las distintas clases de pensión: jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y en favor de familiares.

Por clase de pensión, tres cuartas partes de la nómina de pensiones contributivas corresponde a pensiones de jubilación con 9.313 millones mientras que a pensiones de viudedad se han destinado 2.105 millones.

La pensión media de jubilación fue de 1.441 euros mientras que la de viudedad alcanzó los 896 euros al mes.

Por regímenes, la pensión media de jubilación procedente del general fue de 1.601 euros mensuales, mientras que la más baja fue la de autónomos con 962,4 euros.

En la minería del carbón, la media de jubilación mensual se sitúa en 2.804 euros, en 1.597 euros en el régimen del mar.

La cuantía media de las nuevas altas de jubilación en el sistema ascendió en el mes de abril, último dato disponible, a 1.479,7 euros mensuales.

Buenas noticias para estos pensionistas

El Ministerio de Hacienda ha extendido a los jubilados de otros sectores las deducciones fiscales en el IRPF a las que, según una reciente sentencia del Tribunal Supremo, tienen derecho los profesionales del sector bancario por las cotizaciones aportadas en las mutualidades laborales, antes de la creación del sistema actual de Seguridad Social en 1978. Así lo ha reconocido la Dirección General de Tributos a una consulta de CC OO, según informó "La Opinión de Murcia", del mismo grupo editorial que LA NUEVA ESPAÑA. La medida podría beneficiar a miles de pensionistas en Asturias, sobre todo los de la industria y la minería, sectores preponderantes en la región en aquellos años. Según fuentes sindicales, existe un "aluvión" de consultas para acceder a dichas deducciones. Hasta 1967, los trabajadores españoles garantizaban su pensión mediante las aportaciones a las mutualidades laborales, corporaciones de derecho público tuteladas por el Ministerio de Trabajo. Dichas cuotas tributaban en el Impuesto de la Renta al 100%. Entre 1967 y 1978 funcionaron como entidades gestoras de la Seguridad Social, y ahí las aportaciones sí se consideraron gastos deducibles. En ese lapso, las mutualidades convivieron con el incipiente sistema de Seguridad Social, que se convertiría en definitivo en 1978, cuando se inició el modelo de cotizaciones que existe hoy.

El inesperado regalo de la Seguridad Social para los mayores de 65 años: la subida de 2.230 euros

María González Falcó

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo señala que los jubilados de la banca que hicieron las mencionadas aportaciones a las mutualidades entre 1967 y 1978 sólo deben tributar en el IRPF por el 75% de la pensión, y no el 100%, para evitar así una doble imposición. Por lo tanto, quienes realizaran la declaración por el total tienen derecho a que, en los cuatro últimos ejercicios fiscales –de 2018 a 2021, ambos inclusive–, la Agencia Tributaria les devuelva el 25% por el que no debieron tributar. Una devolución que oscila entre los 3.000 y 4.000 euros por reclamante. Para solicitar esta devolución, los contribuyentes solo deben acceder al portal oficial de la Agencia Tributaria en Internet, identíficándose previamente con la Clave Pin, el certificado digital o el DNI electrónico o el número que figura en la casilla 505 de la Renta del año anterio. Sin embargo, el proceso burocrático no es sencillo. "La mayor parte de la gente que está reclamando es muy mayor y tiene dificultades para manejarse en internet, y para obtener la vida laboral la Administración dispone de un teléfono que no es muy eficaz", indica Manuel Francisco Menéndez, secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT de Asturias. El mayor problema, indica Menéndez, es obtener los certificados de las cotizaciones a las mutualidades. "Hemos tenido una reunión con la Tesorería de la Seguridad Social para que nos ayude a conseguirlos. Pero es complicado, porque muchas de las empresas desaparecieron hace muchos años, y además hay personas que trabajaron en diferentes sectores, cada uno con su propia mutualidad", explica el dirigente sindical.