Hoja de laurel en las axilas: la solución que más gente hace con la llegada del calor

Un truco que no dejarás de usar ni dudarás en recomendar a otras personas

Hoja de laurel en las axilas: la solución que más gente hace con la llegada del calor

Hoja de laurel en las axilas: la solución que más gente hace con la llegada del calor

Pero, qué hermoso es el olor del mar y del verano. Parece llevarnos de viaje y proyectarnos a una dimensión paradisíaca. La brisa marina combinada con el olor del agua nos da una incomparable sensación de frescor.

Pero ¿sabías que puedes llevar esta fragancia a tu casa utilizando sólo hojas de laurel, una planta aromática que refresca y perfuma? En primer lugar, puedes llevar el olor del mar a tu casa simplemente utilizando bolsitas perfumadas, que luego puedes colocar donde quieras.

Para utilizar hojas de laurel, coge unas cuantas hojas frescas y mételas en una bolsa grande de malla transpirable, luego colócala en las zonas de la casa que quieras perfumar y... ¡en sólo unos minutos, el buen olor se extenderá por toda la casa! Pero no olvides cambiar las hojas cuando ya no puedas oler el aroma, para que este remedio sea siempre eficaz. Las hojas de laurel también pueden utilizarse para preparar una especie de infusión. Para ello, obtenga 5 hojas de laurel y añádalas a un cazo con agua.

Llevar la mezcla a ebullición y, una vez en ebullición, dejarla al fuego (no demasiado alto) durante otros 5 minutos. En ese momento, apague el fuego, espere a que la mezcla se enfríe un poco y pásela a unos cuencos que colocará en distintos rincones de la casa. El vapor de la mezcla se extenderá por toda la casa, dándote la impresión de estar inmerso en la naturaleza, frente al mar.

Desodorante DIY

Si buscas una solución más práctica que puedas pulverizar en casa en cualquier momento, ¡te recomendamos hacer un desodorante con aroma a mar! Sólo necesitas

  • 2 hojas de laurel
  • 500 ml de agua
  • 2 gotas de aceite esencial de enebro
  • 3 gotas de aceite esencial de eucalipto

En primer lugar, vierte el agua en un cazo, ponlo al fuego y añade las hojas de laurel para que se infusionen. Cuando el agua rompa a hervir, apaga el fuego y deja enfriar. Ahora añade los aceites esenciales, mezcla y vierte la mezcla resultante en un pulverizador. Luego rocíalo por tu casa y... será un placer para tus sentidos.

Otra solución es usar este remedfio con un desodorante natural casero. La fragancia del laurel te acompañará durante el día con una solución que, arente de químicos, no dañará esa zona tans ensible del cuerpo.

Además, a todos nos encanta el clásico popurrí, que puede perfumar el hogar de forma natural con el aroma de hierbas, cáscaras de frutas y especias. Suele elaborarse con pétalos de flores secas, pero puedes hacerlo tú mismo con lo que tengas en casa.

En este caso, vamos a ver cómo hacer uno con hojas de laurel para llevar el olor del mar a tu casa. Empieza por secar las hojas de laurel colocándolas en una bandeja de horno y exponiéndolas después a unos lugares donde no circule el aire durante unos días. A continuación, rómpelas y ponlas en un cuenco con otras hojas o ingredientes, como la salvia para reproducir el olor a mar