Jorge Rey alerta don las cabañuelas de la llegada de fuerte lluvia de barro: "Cielo empedrado"

Jorge Rey alerta don las cabañuelas de la llegada de fuerte lluvia de barro: "Cielo empedrado"

Jorge Rey alerta don las cabañuelas de la llegada de fuerte lluvia de barro: "Cielo empedrado"

Esta semana de mediados de junio estará marcada por la inestabilidad atmosférica, ya que se espera un descenso de temperaturas, de hasta 10 grados centígrados (º) para este miércoles y jueves, así como lluvias y chubascos, sobre todo en el norte y oeste peninsular según la predicción del portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, que avanza que el viernes se espera que los termómetros se recuperen.

Del Campo ha detallado que, durante los primeros días de esta semana, "el paso de un frente primero y la formación de una Dana después darán lugar a una situación de inestabilidad atmosférica, con lluvias y chubascos en zonas sobre todo del norte y oeste de la Península hasta el jueves incluido, que localmente podrán ser fuertes"

En cuanto a las temperaturas, ha indicado que "bajarán a partir del martes y el ambiente será fresco para la época", sobre todo el martes en la mitad oeste y el miércoles y jueves en buena parte del territorio, salvo en el área mediterránea. A partir del viernes, lo más probable es que vuelvan las altas presiones, las lluvias irán remitiendo y las temperaturas experimentarán un "claro ascenso" el fin de semana, cuando se podrán alcanzar de 38 a 40ºC en el valle del Guadalquivir.

El portavoz ha precisado que este domingo 16 de junio se rondaron los 34-35ºC en puntos del extremo sur de Andalucía, como en localidades de la provincia de Málaga y del Valle del Guadalquivir mientras que para lunes se espera "tiempo estable en general", salvo en Galicia, Asturias y extremo noroeste de la provincia de León, donde comenzará a penetrar un frente que dejará lluvias que en el oeste de Galicia, que podrán ser además abundantes en el resto del país.

De este modo, este lunes se esperan cielos poco nubosos, sobre todo por la mañana, mientras que por la tarde se formarán nubes de evolución con "posibles tormentas secas, es decir, con poca precipitación, pero que pueden tener aparato eléctrico". En el este de la Península, subirán las temperaturas y se superarán los 34-36ºC en los valles del Ebro y del Guadalquivir.

El martes, el frente continuará su avance por el norte de la Península y dejará lluvias en Galicia, comunidades cantábricas, buena parte de Castilla y León y norte de Extremadura. Estas precipitaciones podrán ser intensas en puntos de la Comunidad gallega y de Asturias. Por la tarde, además, podrá haber chubascos en puntos de los Pirineos y de nuevo podrán formarse tormentas secas en zonas de Aragón y de Cataluña, con cielos poco nubosos en el resto del país.

Continuará el calor en el este de la Península y Baleares, e incluso se espera un repunte térmico en la costa mediterránea y en el archipiélago balear, con temperaturas también en ascenso en el Valle del Ebro, Mallorca y puntos del este de Andalucía. Por el contrario, habrá un "descenso acusado de las temperaturas en el tercio occidental y el ambiente incluso será fresco para la época". Del Campo ha citado los ejemplos de ciudades como León, Lugo o Salamanca, donde "a duras penas alcanzarán los 20ºC de temperatura máxima".

El miércoles, una dana cuyo núcleo se ubicará en el noroeste peninsular provocará una inestabilidad de la atmósfera, lo que se traducirá en probables chubascos tormentosos en los tercios norte y oeste de la península y en puntos del tercio oriental. La zona más tranquila o más relativamente tranquila será la franja central de la Península, aunque tampoco se descartan chubascos por esas zonas.

Las precipitaciones más intensas se producirán el miércoles probablemente en el extremo norte y las temperaturas este día bajarán en el centro y este del territorio. Los ascesnsos se darán en el noroeste y el sureste, dond se superarán los 32-34ºC en puntos de los valles del Ebro, interior del sureste y Mallorca. En general, el ambiente será fresco para la época, sobre todo en el tercio occidental de la Península, donde las temperaturas estarán entre 5 y 10 ºC por debajo de lo normal.

Por ejemplo, mientras que Lérida o Murcia rondarán los 34ºC de temperatura máxima, Madrid o Sevilla se quedarán en torno a 25ºC y Cáceres o A Coruña sobre los 20ºC de temperatura máxima.

El jueves todavía estará marcado por la influencia de la dana y es probable que continúen los chubascos en el norte peninsular, que serán más intensos en el Cantábrico y en el nordeste, además de estar acompañados de tormenta. Los chubascos también podrían alcanzar la zona centro, pero no parece que vayan a llegar ni al sur ni a Baleares.

Además, seguirán bajando las temperaturas, especialmente en el nordeste y será "un día fresco para la época en el tercio norte, donde en muchos puntos no se llegará ni a 20ºC, y en buena parte de la zona centro y de la mitad oeste quedarán los termómetros por debajo de los 25ºC, es decir, entre 5 y 10ºC por debajo de lo normal para esta época". El ambiente más cálido se espera en el interior de las comunidades mediterráneas y en Baleares, donde se podrán superar los 32ºC.

A partir del viernes, aunque todavía existe incertidumbre en el pronóstico, lo más probable es que la dana se aleje y poco a poco vayan ganando protagonismo a las altas presiones, según Del Campo, que avanza que las lluvias vayan remitiendo y sólo queden ya algunos restos de inestabilidad en el extremo norte, con lluvias en general débiles.

Los cielos estarán poco nubosos en el resto y las temperaturas a partir del viernes experimentarán "un progresivo ascenso, más acusado el viernes y el sábado y más suave el domingo". Así, a finales de semana, es probable que ya se superen los 35ºC en casi todo el país; los 32-34ºC, en el valle del Ebro y meseta norte; los 34-36ºC en la zona centro; los 36-38ºC en buena parte de Extremadura y Andalucía, e incluso los 38-40ºC en el valle del Guadalquivir.

"Por lo tanto, coincidiendo con la llegada del verano astronómico el día 20 de junio, aunque ese día todavía el tiempo será inestable, parece que después llega el calor", ha apostillado Del Campo.

En Canarias, durante buena parte de la semana predominará el régimen de vientos alisios que soplarán con intensidad, especialmente en las zonas expuestas a este viento. Arrastrarán nubes al norte de las islas, con posibles lloviznas en las más montañosas. En el sur, los cielos estarán despejados y las temperaturas no experimentarán grandes cambios en el archipiélago aunque, de cara a finales de semana, también podrían subir.

Tormentas de barro

Por su parte, desde eltiempo.es, también detalla que la semana comenzará con un frente atlántico que entrará por Galicia dejando lluvias abundantes y, entre el martes y el jueves, una DANA también dejará lluvias que, en puntos del Mediterráneo, pueden ser de barro por la llegada de calima, tormentas y descenso térmico.

La semana empezará con calor, con máximas que pueden superar los 35ºC en el valle del Guadalquivir y del Ebro y con más de 30ºC en muchas zonas del país. Sin embargo, con el aumento de la inestabilidad, hasta el viernes se producirán descensos. El martes bajarán salvo en el este peninsular y Baleares, un descenso de entre 8ºC y 10ºC en la meseta norte, puntos de Extremadura y sobre todo en Huelva y oeste de Sevilla.

El miércoles volverán a bajar en gran parte de la península y también en Canarias, al igual que el jueves que volverán a bajar pero los descensos serán más significativos en el este peninsular, además de las islas.

A partir del viernes con el aumento de la estabilidad en España, también se espera que los termómetros suban. De cara al fin de semana, podrán alcanzarse y superarse los 35ºC o 36ºC en puntos de Extremadura y en el valle del Guadalquivir. Los 30ºC se alcanzarán en muchas zonas. A partir del sábado subirán y en las costas Mediterráneas habrá noches tropicales, sin bajar de los 20ºC.

El joven burgalés aficionado a la meteorología, Jorge Rey, también ha compratido su pronóstico para la semana. "El jueves 20, o sea, en unos días, empieza oficialmente el verano a las 22h y 51 minutos". Para terminar su pronóstico, muy similar a los comentado anteriormente, Jorge Rey ha querido recordar un refrán: "Cielo empedrado, a ls 48 horas suelo mojado".