El trabajo de Óscar tras ganar 1,8 millones en Paspalabra: "La vida nos ofrece la oportunidad de seguir sonriendo juntos"

Óscar llevaba 157 programas de ‘Pasapalabra’ consecutivos

El trabajo de Óscar tras ganar 1,8 millones en Paspalabra:  "La vida nos ofrece la oportunidad de seguir sonriendo juntos, como en estas fotos, ya sea dentro o fuera del plató"

El trabajo de Óscar tras ganar 1,8 millones en Paspalabra: "La vida nos ofrece la oportunidad de seguir sonriendo juntos, como en estas fotos, ya sea dentro o fuera del plató"

Óscar Díaz se ha hecho con uno de los mayores botes en la historia de Pasapalabra: 1.816.000 euros. El dúo Óscar y Moisés se han enfrentando en el programa desde el pasado 22 de septimebre y su duelo ha llegado a su fin con la victoria del madrileño Óscar Díaz, que ha logrado completar el Rosco.

Óscar llevaba 157 programas de ‘Pasapalabra’ consecutivos y ya acumulaba 89.400 euros. El madrileño de 52 años ha logrado ganar en 57 entregas del programa y ha empatado en 34 ocasiones frente a Moisés, que había estado en el concurso durante 245 entregas y había ganado en 63 ocasiones.

La última letra a la que se ha enfrentado Óscar en ‘Pasapalabra’, que siempre quedará en su recuerdo, es la F: “Apellido del arquitecto que diseñó la Villa Wenhold, en la ciudad alemana de Bremen”. “Fahrenkamp”, ha contestado correctamente Óscar, lo que le ha valido para hacerse con el deseado bote de ‘Pasapalabra’.

Madrileño de 52 años, Óscar Díaz está casado y es jefe de prensa en torneos profesionales de golf. Los espectadores de Antena 3 ya conocían a Óscar de haber pasado por Los Dispersos en ‘¡Boom!’, uno de los equipos más míticos del programa. Óscar es aficionado al cine, el deporte, la lectura, los cómics y la música.

Su recuerdo del programa

Óscar echa de menos Paspaabra y así lo ha demostrado en sus redes sociales. No es para menos. El ganador del bote ha vivido momentos inolvidables en el programam tras cientos de emiones y ha guardado recuerdos para toda la vida.

"Además de recurrir a expresiones como "desnortado" o "como vaca sin cencerro" para definir de manera más o menos técnica o jocosa mi situación en el pospartido pasapalabrero, además de asumir que me he quedado sin "juguete" (aunque haya sido por el mejor de los motivos) y que tengo que llenar parte de mi tiempo de otro modo, lo más complicado de este mes posterior a la consecución del bote ha sido sobrellevar lo mucho que echo de menos al equipo que hace @pasapalabra

He intentado paliarlo con alguna visita que otra, pero me falta el roce del día a día, las sonrisas omnipresentes, la atención y el cuidado que nos dispensan a los concursantes, el afecto que va creciendo cual maravillosa bola de nieve cuesta abajo a medida que vamos acumulando programas.

@robertolealg, la cara visible del programa, es el ejemplo perfecto de lo que ofrece este equipo: profesionalidad y cercanía, talento y cariño, capacidad y aprecio. Es complicado aunar todas estas cualidades, pero todos ellos lo logran sobradamente y se desviven para que nosotros solo tengamos que preocuparnos de una cosa: responder a las preguntas que sepamos.

Por suerte, además de llevarlos a todos muy dentro, la vida nos ofrece la oportunidad de seguir sonriendo juntos, como en estas fotos, ya sea dentro o fuera del plató. Lo haremos, seguro", escribía en un emotivo post en su cuenta oficial de Instagram.