Alejandra Rubio cuenta cómo está llevando su embarazo y contesta a los que cuestionan su relación con Carlo Costanzia: "Me da vergüenza"

La hija de Terelu Campos responde a todos los frentes abiertos

Alejandra Rubio cuenta cómo está llevando su embarazo y contesta a los que cuestionan su relación con Carlo Costanzia: "Me da vergüenza"

Benito Domínguez

EP/F. L.

Alejandra Rubio se ha convertido en la protagonista inesperada de la jornada. Tras cerca de 5 meses de relación con su novio Carlo Costanzia, la pareja daba la sorpresa anunciando su embarazo. Las reacciones a esta inesperada noticia no se han hecho esperar y una de las que más expectación despertaba, la de la madre de la influencer ya ha salido a la luz.

Según las declaraciones que la pareja hacía a la revista Hola para anunciar la feliz noticia, Terelu Campos se habría sorprendido al enterarse de este bombazo pero, acto seguido, habría mostrado su apoyo a la pareja.

Ahora, tras unos días en Ibiza junto a su novio Carlo Costanzia, la influencer ha vuelto a plató para plantar cara a todos los frentes abiertos y todas las críticas que le ha llovido a la pareja.

Alejandra planta cara

Un embarazo que ha agitado el mundo del corazón y que se espera que sea tan polémico como los inicios de la relación entre el hijo de Mar Flores y la hija de Terelu Campos, embarazada de 3 meses.

La noticia no solo habría servido para agitar el mundo rosa, también ha acabado engrosando la cuenta corriente de la pareja al salir a la luz la escandalosa cifra que habrían cobrado por la exclusiva.

Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos, ha roto su silencio en una reciente entrevista en el programa en el que colabora habitualmente, 'Así es la vida', donde ha abordado las críticas y malentendidos que han surgido en torno a su vida personal y profesional. Recién llegada de unas vacaciones en Ibiza con Carlo Costanzia, la hija de Terelu Campos ha confesado cómo ha digerido la cantidad de comentarios que ha recibido tras anunciar su embarazo: "Peor de lo que me esperaba. Soy un poco ingenua y pensaba que la gente no iba a tener tanta maldad. Ha habido comentarios fuera de lugar".

La nieta de María Teresa Campos ha hablado sin reparo sobre su relación con Carlo y la rápida decisión de ser padres: "Llevamos poco, eso no se puede negar, pero lo veo correcto. Hay parejas que llevan muchísimos años y luego, en cuanto tienen un hijo, se preguntan quién es la persona con la que están. No me da miedo eso". A sus 24 años, Alejandra defiende su madurez e independencia, habiendo vivido sola desde los 18 y estando económicamente estable.

Durante la entrevista, ha mencionado cómo le comunicó la noticia a su madre, Terelu Campos: "Estábamos cenando y hablando acaloradamente. Le solté la noticia y ella me miró y me dijo... Ya entiendo por qué te estás comportando así". La joven ha destacado la reacción comprensiva de su madre y ha negado las especulaciones sobre conflictos entre ellas.

La pareja de Carlo Costanzia también ha desmentido los rumores sobre la cantidad de dinero que podría haber recibido por su exclusiva en la revista '¡Hola!': "Nunca he vendido mi vida en exclusivas. Lo que he hecho es dar una noticia de un embarazo porque es algo que van a saber sí o sí. No lo he hecho por dinero". Además, ha querido enfatizar que tanto ella como su novio tienen suficiente trabajo y no necesitan vivir de las exclusivas.

Sobre las decisiones relacionadas con la privacidad y la difusión de la noticia, Alejandra explica: "Lo que queríamos era darlo de una forma bonita, ni siquiera por dinero. Es una noticia que no se puede ocultar y preferimos hacerlo así antes de que otros hablaran por nosotros". Con una sonrisa, confiesa que no tiene preferencias por el sexo del bebé, aunque Carlo prefiere que sea una niña ya que tiene muchos hermanos.

También ha hecho hincapié en su deseo de mantener su vida privada alejada del foco mediático: "He hecho esta exclusiva para que personas como Lequio no se sienten en un plató a dar su versión. No voy a vender mi vida en exclusivas, no lo necesito."

Con firmeza, la joven ha explicado que su estatus como figura pública no fue una elección propia. "Soy personaje público desde que nací sin querer, Sandra, yo no lo he elegido", afirmó, destacando que nunca ha buscado vivir de las exclusivas mediáticas. Alejandra subraya que siempre ha intentado mantenerse respetuosa y evitar la polémica, a pesar de su juventud y su trabajo en televisión.

Es por ello que ha mostrado su indignación por los comentarios crueles y dañinos que ha recibido, señalando que estos no sólo la afectan a ella, sino también a su pareja, Carlo. "Es una barbaridad. Me da vergüenza por ellos porque, gracias a Dios, mi hijo no me verá nunca haciendo comentarios así", ha declarado, criticando la falta de comprensión y empatía de quienes la juzgan sin conocer su realidad.

En relación a las críticas dirigidas a su pareja, Alejandra ha sido clara y contundente. "Por supuesto que me molesta, porque Carlo es mucho más que eso", refiriéndose a los antecedentes penales del actor. Es por ello que ha insistido en que su pareja ha explicado su situación y que la reinserción es un proceso válido y necesario. "No quiero pertenecer a ese grupo de personas que hacen esto por morbo", añade.

Sin pelos en la lengua, ha cuestionado la hipocresía en las críticas que ha recibido, especialmente las de algunas mujeres que se dicen feministas: "Mucho feminismo, pero mujeres que os he visto en el vídeo, qué vergüenza". Defiende que ser madre no es algo indigno ni malo y critica a quienes la juzgan sin conocer su realidad, y no ha dudado en defender su trayectoria profesional y su esfuerzo: "He trabajado seis años por la noche, de martes a domingo, hasta las seis y pico de la mañana". También ha asegurado que ha terminado su carrera y que trabaja tanto como cualquier otro periodista, a pesar de no tener un título en periodismo.

Finalmente, Alejandra ha abordado las críticas sobre su hábito de fumar durante el embarazo. La joven reconoce que fumar es un vicio muy malo y que ha trabajado para reducirlo significativamente. "Obviamente, fumar en el embarazo es malo, punto", admite. Explica que ha reducido su consumo considerablemente y que está tratando el tema con su ginecóloga: "Que yo esté fumando habitualmente no, y es algo que me ha costado mucho, pero con un par lo he hecho".