Preocupación por el estado de salud del exsuegro de Enrique Ponce, de 93 años, tras ser hospitalizado

Podría correr serio peligro su salud al tratarse de un paciente de riesgo por su elevada edad y por sus afecciones previas

Preocupación por el estado de salud del exsuegro de Enrique Ponce, de 93 años, tras ser hospitalizado

Preocupación por el estado de salud del exsuegro de Enrique Ponce, de 93 años, tras ser hospitalizado

Momentos agridulces para Paloma Cuevas, que contando los días para el inicio de la gira por España de Luis Miguel este viernes 28 de junio en su tierra natal, Córdoba -un guiño que refleja lo enamorado que está de la diseñadora- está volcada en sus padres, Victoriano Valencia y Paloma Díaz, ingresados en un hospital de la capital por diferentes problemas de salud.

Tal y como han revelado en 'Y ahora Sonsoles', el exsuegro de Enrique Ponce, que siempre ha presumido de su vitalidad a los 93 años, se encuentra hospitalizado desde hace varios días a causa de una neumonía. Y no es el único, puesto que su mujer estaría ingresada en el mismo centro médico tras haberse contagiado de Covid-19. Y como no podía ser de otro modo teniendo en cuenta que su familia es una piña, la única prioridad de Paloma en estos momentos es la recupración de sus padres.

Afortunadamente, y como han asegurado en el programa presentado por Sonsoles Ónega, la situación no es preocupante, la evolución de Victoriano y Paloma Díaz es muy positiva, y podrían recibir el alta hospitalaria en cualquier momento para continuar con su recuperación en su domicilio.

Los padres de Paloma están ingresados en habitaciones separadas, puesto que el coronavirus es muy contagioso y si el extorero y exapoderado contrajese el virus mientras padece una neumonía podría correr serio peligro su salud al tratarse de un paciente de riesgo por su elevada edad y por sus afecciones previas.

Un bache que no ha alterado los planes de la diseñadora y no le impedirá estar presente en el arranque de la gira de Luis Miguel en la plaza de toros de Córdoba este viernes aunque, intentando no eclipsar la esperadísima reaparición del 'rey Sol' en España, intentará pasar desapercibida y que no se la vea durante el concierto.

Enamoradísimos después de dos años de discreta relación, y envueltos en rumores de boda -tanto es así que Luis Alfonso de Borbón, íntimo de ambos, no dudó en bromear hace unos días con que ya se habrían dado el 'sí quiero' en Las Vegas- Paloma piensa acompañar al cantante mexicano durante los shows que ofrecerá en las próximas semanas en ciudades como Madrid, Marbella, Valencia, Pamplona o Sevilla. Y si su salud se lo permite, Victoriano y su mujer tampoco piensan perderse alguna de las paradas de una gira con la que Luis Miguel promete romper todos sus récords.