26 de abril de 2008
26.04.2008
 

Un millonario de andar por casa

El hombre más rico del mundo, Warren Buffett, vive en una casa modesta, come en un asador de barrio y conduce hasta el trabajo

26.04.2008 | 02:00
El millonario Warren Buffett.

Warren Buffett es, con una fortuna de 39.000 millones de euros, el hombre más rico del mundo. Aun así, su forma de vida no delata su inmensa fortuna. Buffett vive en una casa modesta en su ciudad natal, Omaha (Nebraska), come en un asador de barrio y conduce hasta el trabajo. «Tengo todo lo que necesito y estoy a gusto aquí, en mi ciudad de Omaha. Siento lástima por la gente que se deja consumir por sus posesiones», afirmó. Buffett, que ha aplicado su austera filosofía de vida a todos los ámbitos de su existencia, anunció en 2006 que donaba toda su fortuna a obras benéficas. Eso sí, a plazos.

Oviedo

Proclamado el hombre más rico del mundo por la revista «Forbes», Warren Buffett, de 77 años, suele comer en un asador de barrio y conduce hasta el trabajo desde el modesto hogar que compró en 1958 en Omaha, Nebraska.

Tal es la frugalidad de este estratega de las inversiones, cuya fortuna asciende a 39.000 millones de euros, que cuando contrajo matrimonio en 2006 compró un anillo en las rebajas de su propia joyería.

Sus consejos han enriquecido a más inversores que ninguna otra persona en la historia y, sin embargo, Buffett se fijó un salario de apenas 62.900 euros al año y prefiere comidas tan corrientes como los chuletones o las hamburguesas con Coca-Cola de cereza. Aunque es propietario de un jet privado, su única extravagancia, no le van las grandes urbes de millonarios como Nueva York. «Tengo todo lo que necesito y estoy a gusto aquí, en mi ciudad de Omaha. Siento lástima por la gente que se deja consumir por sus posesiones», afirmó.

La posición de Buffett encabezando las listas de millonarios puede sonar desconcertante teniendo en cuenta que en 2006 anunció que donaba su fortuna a obras benéficas. Eso sí, a plazos, el último ascendió a los 1.107 millones. Y, aun así, Buffett es cada vez más rico, informa «El Economista».

Este acto de filantropía fue una consecuencia indirecta de su vida personal. En 1952 contrajo matrimonio con Susan Thompson, una ex cantante de cabaret que, en 1977 y con los hijos criados, dejó Omaha para continuar su carrera musical en San francisco. Siguieron casados y mantuvieron una buena relación. En 1978, Susan presentó a su marido a Astrid Menks, una camarera letona que, poco después, se fue a vivir con él. En 2004, Susan falleció y Buffett se casó con Astrid.

Poco antes de su boda, Buffett desveló sus planes de entregar su imparable riqueza a causas benéficas, como siempre pensó que haría su primera esposa. Sobre su herencia, Buffett dijo que le dejará a sus hijos «lo suficiente para que hagan lo que quieran, pero no para no hacer nada».

Buffett empezó revendiendo los productos que su abuelo le daba en su tienda de alimentación. Actualmente, preside la compañía Berkshire Hathaway y su imperio se extiende desde las tiendas Fruit of the Loom hasta CE Electric, por ejemplo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook