12 de mayo de 2008
12.05.2008
 

Los problemas de los españoles

12.05.2008 | 04:29
Los problemas de los españoles

En los círculos políticos no se habla casi de otra cosa que de Rajoy y sus movimientos. En las filas peperas las cosas están divididas entre los que dicen que Rajoy tiene razón y los que creen que toda la culpa es de Zapatero. Algunos siguen pensando que cómo es posible que haya ganado Zapatero siendo «tan malo como es». No sé si lo piensan también los dirigentes del PP o, incluso, el mismo Rajoy. Pero mientras tanto, el Gobierno, a lo suyo; Zapatero, sin presión para gobernar, promoviendo la laicidad del Estado, como si eso fuera importante y urgente, y apretando las clavijas en el PSOE para que no se le mueva nadie... Y la crisis económica, avanzando.

Es cierto, como sostienen algunos, que la gente sigue ganando dinero y gastándolo con alegría. Con demasiada alegría. Cada puente de mayo es una huida de millones de ciudadanos que pagan la gasolina y el gasóleo al precio que les pongan. Los restaurantes y los bares siguen llenos y parece que no pasa nada. ¿Tiene razón Solbes cuando habla de desaceleración o la tienen quienes sostienen que ésta es una crisis de la que vamos a tardar mucho tiempo en salir?

Los datos de la EPA indican que el crecimiento del paro es ya seriamente preocupante y que el crecimiento del PIB será mucho menor de lo que ya ha rebajado el Gobierno. El precio del petróleo sigue disparado y algunos auguran que puede llegar a los 200 dólares, cuando hace muy poco poníamos la frontera del riesgo en los 100 dólares. Aumentan las prestaciones por desempleo y los inmigrantes que lo cobran han crecido de forma sustancial. Pero en unos meses muchos de ellos dejarán de cobrar el subsidio, y entonces... Los precios de algunos alimentos básicos se están disparando y nos amenazan con subidas en los servicios. ¿No pasa nada? ¿No hay que hacer nada? Es cierto que estas cosas no se ven de golpe, pero los indicadores, todos los indicadores de alarma, se encienden.

Además, y entre otros, está el asunto de la financiación autonómica. Cataluña encabeza la protesta y CiU y ERC le piden hacer un «frente catalán». El debate es sobre la cohesión de España, la solidaridad, la equidad, el que todos los ciudadanos puedan disponer de los mismos servicios y de similar calidad, vivan donde vivan. Zapatero acaba de decir que «Rajoy no entiende que en política el comienzo es más de la mitad de todo». ¿Todo es marketing? Lamentablemente, un poco sí. Hace poco se presentó un «plan de choque» de la señorita Pepis y el peligro es que seguimos hablando de los problemas del PP o de la laicidad en lugar de hablar de los problemas de los españoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook