19 de junio de 2008
19.06.2008

La boda de las hijas de Bilitis

Lyon y Martin, primeras lesbianas que se casaron legalmente en San Francisco, son dos pioneras en la lucha por los derechos de los gays

19.06.2008 | 02:00
Entre los adornos de boda, una foto antigua de estas dos luchadoras por los derechos de los homosexuales.

Han tenido que esperar 55 años para casarse. Cuando se conocieron ser lesbiana traía problemas con la policía, era causa para perder la tutela de los hijos y una enfermedad que se podía tratar con electroshock. Phyllis Lyon (1924) y Del Martin (1921) han hecho mucho para que no sea así. Son la primera pareja que se casó en el Ayuntamiento de San Francisco después de que el Tribunal Supremo de California aprobara el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Oviedo, J. CASADO

«A nuestra edad no podemos permitirnos el lujo del tiempo», dijeron estas periodistas y activistas del feminismo y la lucha por los derechos de los homosexuales cuando se declararon ilegales las licencias de matrimonio en San Francisco en 2004, el helado final del llamado «invierno del amor», cuando se casaron 4.000 parejas gay. Ahora, con Lyon sujetando la silla de ruedas de Martin, son matrimonio con todas las de la ley.


Ambas estudiaron Periodismo en la Universidad de Berkeley pero se conocieron en Seattle, en 1950, trabajando en una revista. Del Martin estuvo casada cuatro años (conserva el apellido de su marido) y tiene una hija llamada Kendra Mon.


Se hicieron novias en 1952 y se mudaron al calor de San Francisco. En 1955 estuvieron entre las ocho fundadoras de «Las hijas de Bilitis», un club social que organizaba bailes y picnics, considerado la primera asociación defensora de los derechos de las lesbianas en Estados Unidos. «Las hijas de Bilitis» empezó siendo una alternativa a los bares de lesbianas, ilegales y acosados por la policía, pero pronto desarrolló otras actividades. Desde él editaron la revista «La escalera» a partir de 1956 que, pese a la dureza de los tiempos, llegó a tener 500 suscripciones y muchas más lectoras.


Desde la presidencia y la secretaría de «Las hijas de Bilitis» ellas trabaron un discurso público lesbiano de derechos, educación y petición de cambios en el Código Penal. En 1960 organizaron la primera convención nacional en un hotel de las afueras de San Francisco en el que hubo discusiones sobre comportamiento psicosexual, religión, problemas legales de la pareja lesbiana?


El club, con delegaciones en varias ciudades importantes de EE.UU., tuvo una vida larga e influyente hasta su disolución a comienzos de 1970 cuando sus miembros se enfrentaron para elegir si apoyaban el movimiento gay o el feminismo. «Las hijas de Bilitis» se disolvió poco después de que ellas se fueran.


Martin y Lyon formaron parte de la feminista Organización Nacional de Mujeres desde 1967. Del Martin fue la primera lesbiana declarada en la directiva de esta asociación en la que ellas lucharon contra la homofobia. El siguiente paso fue la declaración de que los problemas de las lesbianas eran problemas feministas.


En 1972, estas dos mujeres en una, escribieron a cuatro manos el libro «Lesbian/Woman» que retrataba, desde una visión positiva, la vida de las lesbianas en los Estados Unidos de aquellos días. Un año más tarde, Del Martin estuvo al frente de una campaña para que la Asociación Psiquiátrica Americana sacara la homosexualidad de la lista de las enfermedades mentales. Los gays dejaron de ser desviados o enfermos.


Son autoras de otros dos libros muy influyentes: «Amor lesbiano y liberación» (1973), enfocado desde la liberación sexual, y «Esposas maltratadas» (1979) que focalizó la atención en el maltrato doméstico.


Han estado siempre, a través de asociaciones que actúan como grupos de presión, apoyando a candidatos gay o partidarios de sus derechos para la política nacional. Dan nombre a un centro de salud para lesbianas sin seguro médico fundado en 1979 mantenido por médicos voluntarios y activistas y han desarrollado programas de ayuda para enfermas de sida pobres.


En los últimos años también han trabajado en asesoramiento al Congreso de los Estados Unidos y la Casa Blanca acerca de la vida en la vejez desde la perspectiva de las lesbianas.


Su vida fue narrada en el documental «No secret anymore: the times of Del Martin and Phuyllis Lyon» de la cineasta Joan E. Biren en 2003. Estos dos iconos californianos viven en la misma modesta casa desde que se mudaron, juntas a San Francisco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook