01 de julio de 2009
01.07.2009
 

Tren del terror en Italia

La explosión de un mercancías cargado de gas licuado de petróleo en la estación de Viareggio, al norte del país, provoca al menos 16 muertos, 40 heridos y miles de evacuados

01.07.2009 | 02:00

Roma / Oviedo,


Agencias / D. O.


La ciudad italiana de Viareggio, al norte del país, fue escenario la madrugada de ayer de uno de los peores accidentes ferroviarios de la historia de Italia. El terrible siniestro provocó, según los datos oficiales ofrecidos a última hora de ayer, al menos 16 muertos, cuarenta heridos, 14 de ellos en estado crítico, y miles de evacuados. Cinco personas continuaban desaparecidas ayer por la noche.


El incidente se produjo poco después de la medianoche, cuando un tren de mercancías lleno de gas licuado de petróleo (GLP) descarriló y explotó a su paso por la estación de la ciudad, que se halla en pleno centro urbano.


La fuerte deflagración, a la que sucedieron otras de menor intensidad, provocó el derrumbe de dos edificios, mientras que otros muchos sufrieron daños de diversa índole y también tuvieron que ser evacuados.


Entre las víctimas mortales figuran tres niños, dos de los cuales fueron recuperados de debajo de las ruinas. La tercera niña era extranjera y murió en el hospital pediátrico Bambino Gesú de Roma, adonde había sido trasladada horas antes en estado muy crítico.


Los dos maquinistas del tren están sanos y salvos tras lograr escapar «de milagro» mientras se producía la explosión, según relataron ellos mismos.


El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, recibió aplausos a su llegada a la zona afectada, pero también soportó los abucheos de algunos de los presentes al grito de «bufón, bufón».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas