07 de abril de 2010
07.04.2010

Niña con perfil de asesina

La página en internet de la adolescente de 14 años detenida por el asesinato de la menor de Seseña contiene imágenes tremendistas cargadas de muerte y dolor

07.04.2010 | 02:00

Oviedo, M. PÉREZ
Los perfiles de las redes sociales a veces dicen mucho de las personas que los rellenan. El perfil en Tuenti -la red preferida por los adolescentes españoles- de la presunta asesina de la niña de Seseña Cristina Martín es tremendista y macabro. Las autoridades judiciales ordenaron ayer su cierre después de que los medios de comunicación buceasen en el Tuenti de la asesina confesa de 14 años, que permanece interna en un centro de menores por orden del juez.

El perfil de la menor en Tuenti está repleto de dibujos que reflejan la muerte y el dolor, mucho dolor. Incluso, en una de ellas aparece una niña de aspecto adolescente cortándose la muñeca con un afilado cuchillo. Se trata de la misma herida que provocó la muerte de Cristina Martín. Su cadáver fue hallado el pasado fin de semana en el fondo de un pozo en un descampado. La adolescente se había citado allí con una compañera de clase para pegarse: la chica de los dibujos macabros en Tuenti que luego confesó a la Guardia Civil que le dio una paliza a Cristina y que la tiró al hoyo antes de abandonar el lugar.

Además, en el mismo perfil, la principal sospechosa de matar a Cristina responde en un test de Tuenti sobre una serie de cosas que dice haber vivido: «ver morir a alguien», «haber estado en una pelea» o «hacer algo que te dijiste a ti misma que no harías nunca» son algunas de las frases que la menor incluye en la lista.

Las redes sociales son un ingrediente común en los crímenes con adolescentes de por medio. Sucedió, por ejemplo, con el caso de Marta del Castillo. Aunque ella había desaparecido, seguía viviendo en Tuenti. Sus padres descubrieron allí una faceta desconocida de su hija, la de la niña con la tripa al aire que sonreía tumbada encima de su presunto asesino. Las intimidades que Marta del Castillo compartía con sus amistades en Tuenti, sus fotos y las entradas de su blog dieron la vuelta al mundo hasta que el fiscal ordenó cerrar la página, como ha pasado con el perfil de la menor de Seseña. Además, hasta la fecha de su detención, los principales involucrados en el asesinato de Marta bromeaban en Tuenti, como si nada hubiera pasado.

La joven asesinada en el barrio ovetense de Vallobín, María Luisa Blanco, y todos imputados por su asesinato también eran asiduos de las redes sociales. Mientras su cuerpo permanecía descuartizado en la nevera, uno de sus presuntos asesinos intentaba ligar con chicas en Tuenti.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook