06 de enero de 2012
06.01.2012

Dos asturianos en la cúpula de Defensa

Pedro Argüelles se convierte en «número dos» del Ministerio y Alejandro Alvargonzález asume la secretaría general de Política del departamento

06.01.2012 | 01:00

Oviedo, Javier CUARTAS

Los asturianos Pedro Argüelles Salaverría (Madrid, 1950) y Alejandro Alvargonzález Sanmartín (Vigo, 1959) son desde ayer dos de los máximos responsables de la cúpula del Ministerio de Defensa. Argüelles, hasta ahora presidente de la compañía aeronáutica estadounidense Boeing en España y miembro de una dinastía con origen en Infiesto y vinculada a Gijón y Ribadesella, fue nombrado secretario de Estado de Defensa y, por ello, «número dos» del departamento que dirige Pedro Morenés. El diplomático gijonés Alejandro Alvargonzález Sanmartín, que desde 2009 era embajador en Bosnia-Herzegovina, asumirá la Secretaría General de Política de Defensa.


Ambos tienen vinculaciones propias o familiares con el departamento al que se acaban de incorporar y ya colaboraron con anterioridad con su titular, el ministro Pedro Morenés.


Pedro Argüelles fue director del gabinete del ministro de Defensa Eduardo Serra en el primer Gobierno de Aznar entre 1996 y 2000, cuando Morenés fue secretario de Estado de Defensa. Tras el relevo de Serra, Argüelles pasó a ser presidente y director general de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) entre 2000 y 2004.


Alejandro Alvargonzález es hijo de un marino de guerra gijonés y jurídico de la Armada -razón por la que el nuevo secretario general de Política de Defensa nació circunstancialmente en Vigo- y fue jefe de gabinete de Morenés cuando éste desempeñó la Secretaría de Estado de Seguridad en el Ministerio del Interior entre mayo de 2000 y agosto de 2002.


Pedro Argüelles forma parte de una dinastía asturiana de honda raigambre monárquica, tres veces emparentada con los condes de Revillagigedo y ligada a la política, a la diplomacia y a la gran banca. De tradición familiar conservadora, Argüelles es nieto de ministro (su abuelo lo fue dos veces con Alfonso XIII) e hijo de un diplomático que ocupó la Subsecretaría de Asuntos Exteriores y la Embajada de España en Washington, entre otros destinos, durante el franquismo.


Desde 1916 los Argüelles fueron accionistas relevantes de Banesto y participaron en su refundación como banco españolizado en plena I Guerra Mundial. Desde entonces, y hasta la llegada de Mario Conde a Banesto, formaron parte del elenco más influyente de las grandes estirpes bancarias españolas.


Por esas conexiones el nuevo secretario de Estado de Defensa desempeñó responsabilidades empresariales en la órbita del grupo industrial y financiero de Banesto. Fue director general y consejero de Asturiana de Zinc (AZSA) desde 1977, consejero y secretario de Exploración Minera Internacional España (Exminesa) a partir de 1979 y consejero de Patrimonio de Títulos (Patrisa) desde 1982. De estos cargos y otros fue depuesto por Mario Conde en 1989 como represalia por la oposición interna que los Argüelles, encabezados por su hermano Jacobo, ejercieron a los métodos y las prácticas gestoras que condujeron a la intervención de Banesto en diciembre de 1993 por el Banco de España.


Tras su salida de Banesto, los Argüelles fundaron el Banco de Alcalá, del que aún conservan el 15% tras la reciente venta del 85% restante al Crèdit Andorrà. Argüelles fue vicepresidente y consejero delegado del Alcalá y director general del Banco de Granada Jerez en los años en que esta entidad también perteneció a la familia.


Ingeniero superior industrial por la Escuela de Ingenieros de Madrid (1975) y máster en Administración de Empresas por la Universidad de Stanford (1977), se afilió a AP (actual PP) en Gijón en 1985 y un año después concurrió al Congreso de los Diputados como candidato número cuatro por Asturias. No obtuvo acta. Entre 1987 y 1993 fue eurodiputado y entre 1995 y 1996, diputado autonómico en la Asamblea de Madrid. Es padre de cuatro hijos.


Alejandro Alvargonzález Sanmartín es hijo de un primo carnal del naviero gijonés Juan Alvargonzález González. Diplomático como su hermano Fernando (en la actualidad, embajador de España ante el Consejo de Europa), Alejandro Alvargonzález era desde 2009 embajador en Bosnia-Herzegovina.


Con anterioridad estuvo destinado en las representaciones diplomáticas de España en Honduras, Egipto y Cuba, fue cónsul en Ginebra, subdirector general de Asia para Asuntos Políticos, cónsul general en Shanghai y, entre 2007 y 2009, subdirector de Relaciones Económicas Internacionales con los Países en Vías de Desarrollo.


De infancia, origen familiar y vocación gijonesas, se licenció en 1982 en Ciencias Políticas por la Complutense en las especialidades de Estudios Internacionales y Estudios Iberoamericanos, e ingresó por oposición en el cuerpo diplomático en 1986. Sexto de ocho hermanos, es padre de dos hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook