05 de julio de 2012
05.07.2012

Javier del Río sale de casa

La apertura en Gijón de la exposición antológica «La búsqueda de un sueño» permite acercar al gran público la obra del artista asturiano fallecido hace ocho años

05.07.2012 | 02:00
Algunos de los retratos y homenajes de Javier del Río. / ángel gonzález

Gijón, J. L. ARGÜELLES

Ocho años después del fallecimiento de Javier del Río (1952-2004), uno de los grandes artistas asturianos del último cuarto del siglo XX, comenzamos a ver en toda su amplitud la profundidad y calidad de su obra, tanto pictórica como escultórica. La ocasión para ese gran reconocimiento público (es cierto que tuvo en vida el de coleccionistas, críticos o aficionados) llega con la ambiciosa exposición antológica «La búsqueda de un sueño», que permite un conocimiento preciso del autor y es, al mismo tiempo, el homenaje que muchos de sus amigos y admiradores reclamaban desde hace tiempo.

«Estoy muy contenta porque Javier ha salido de casa», afirmó ayer la viuda del artista , Guadalupe Rodríguez, emocionada en el Centro Antiguo Instituto, en Gijón, donde se inauguró una muestra que reúne 70 cuadros, doce esculturas y otra documentación que ayuda a completar la imagen de Javier del Río. La Fundación Evaristo Valle, en Somió, participa de esta suma de admiraciones y abrirá sus jardines a las esculturas de gran tamaño del autor gijonés. Y hay otras dos iniciativas más. La galería Cornión acogerá, bajo el título «Javier del Río: entre amigos», obra de artistas asturianos que han querido sumarse a este reconocimiento, mientras que la editorial Trea ultima un catálogo razonado de un trayectoria truncada prematuramente.

Este esfuerzo por reunir la obra de Javier del Río y por extender el conocimiento de un pintor excepcional es resultado de un afortunado convenio entre la familia del artista, el Ayuntamiento de Gijón y la Fundación Cristina Masaveu. Según recordó ayer el comisario de la exposición, el crítico Ángel Antonio Rodríguez, el proyecto arrancó con la anterior alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, y se concretó con la actual, Carmen Moriyón. La presencia de ambas ayer en la apertura de la muestra, junto con la de Leonardo García, patrono de la Fundación Masaveu, simbolizó esa conjunción de deseos y esfuerzos.

Javier del Río, «un paisano de carne y hueso que utilizó todo tipo de materiales para expresarse», según retrato de Guadalupe Rodríguez, decidió hacerse pintor a los 14 años, tras conocer la obra de Modigliani. Vástago de una muy conocida familia gijonesa (es nieto, por ejemplo, del ilustre arquitecto Manuel del Busto), comenzó su formación con otro gran pintor, Alejandro Mieres. Empezó a mostrar su obra en los primeros años setenta. Después de estancias en Inglaterra o Italia, donde se acercó aún más a las vanguardias o a los maestros renacentistas, se instaló, en 1988, en la casa familiar de Somió.

La exposición antológica del Antiguo Instituto es de obligada visita. Junto a sus piezas más conocidas (sus singulares paisajes gijoneses o el cuadro «Hay una luz en Asturias), la muestra ayuda a entender y celebrar la versatilidad del talento de Javier del Río, sus muchos intereses artísticos y la enorme capacidad para asimilar influencias hasta convertirlas en un estilo personalísimo.

La muestra es fruto de la colaboración de la familia del pintor, el Ayuntamiento de Gijón y la Fundación Masaveu

Amplia muestra

El Centro Antiguo Instituto reúne una amplia muestra de la pintura y escultura de Javier del Río, así como documentación personal de gran interés.

Escultura

La Fundación Evaristo Valle expondrá la escultura de gran tamaño.

Los amigos

La galería Cornión ofrece obras de homenaje firmadas por amigos del artista.

Catálogo

Trea prepara un exhaustivo catálogo razonado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Lo último Lo más leído