Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Al Sella, con sidra y sin tacones

Qué hacer y qué no para disfrutar plenamente de la gran fiesta de Asturias

Un grupo de selleros practica el "beer-pong", un juego en el que el resultado final es beber

La lista de imprescindibles y la de imposibles en la fiesta de Las Piraguas varía tanto como perfiles de "selleros" se pueden encontrar en la única folixa declarada de Interés Turístico Internacional en Asturias. Eso sí, las ganas de pasarlo bien y una mínima prevención ante la más que previsible aglomeración (y lluvia) son denominador común al ranking con independencia de quien lo elabore.

01 Indumentaria "sellera": La asociación "Entaína Ribeseya" apuesta por la recuperación de montera picona, chaleco, collar (de flores, manzanas o de papel de seda) y pañuelo no han de faltar en la vestimenta que Dionisio de la Huerta concibió para la fiesta. El colectivo confecciona parte de esta indumentaria y en el pañuelo va estampando cada año una frase del pregón que De la Huerta escribió para dar salida al descenso. Han elaborado, además, chapas para adornar el chaleco.

02 Ropa cómoda, de abrigo e impermeable. Desde los inicios como romería hasta la fiesta actual, la del Sella no es una celebración para lucir modelitos ni puestas de largo. La comodidad del "sellerero" ha de primar ante cualquier otra circunstancia. Por otra parte, son muchos los campistas que destacan algo de ropa de abrigo y, sobre todo, impermeable para días lluviosos como el de ayer.

03 Algo para calmar la sed. En la asociación apuestan por la "sidra siempre cerca".

04 Muchas ganas de "comedia". No es cosa baladí: las ganas de pasárselo bien está en todas las listas habidas y por haber. Consideración aparte merecen las necesidades de quienes viven la fiesta desde la acampada.

05 Tienda de campaña. Un básico sin el que prácticamente ningún "sellero" acude ya a la fiesta. Los hay que la complementan con carpas o "haimas", con avances y un sinfín de inventos para disfrutar de la forma más confortable posible.

06 Toldo. En la acampada riosellana proliferan los toldos de todos los colores, formas y tamaños. En jornadas como la de ayer, de lluvia desde la mañana hasta la media tarde, es importante poder mantenerse seco.

07 Altavoces. La ovetense Irene Blanco subraya que son "tan relevantes como la bebida, al cincuenta por ciento". A este grupo de jóvenes les gusta poder escuchar su propia música mientras disfrutan de ese otro "imprescindible": las bebidas alcohólicas.

08 Sillas. Una por persona, aseguran experimentados "selleros" que en anteriores ediciones tuvieron serias dificultades para reposar el cansancio y la resaca en las mañanas y sobremesas del "Sella".

09 Preservativos. La juventud "sellera" está, en general, muy concienciada con la salud sexual e incluyen los preservativos entre los obligados de esta y cualquier fiesta.

10 Mapa "sellero". Es importante hacerse una idea clara de dónde está la acampada, dónde las seis zonas de fiesta nocturna y dónde la meta a la que llegan los piragüistas mañana.

Junto a la lista "universal" de imprescindibles del Sella podría escribirse otra larga relación de lo que cada uno considera indispensable para sumergirse en esta celebración. Dentro de este mundo de infinitas posibilidades, el ovetense Pelayo López no salió de casa sin hacerse primero con una mesa de "beer-pong", un juego que combina una suerte de "ping-pong" manual con unas determinadas reglas para establecer a quién y cuánto le toca beber.

Como las necesidades van por barrios, y sobre todo por regiones, para los jerezanos Álvaro Lebrón, Álvaro Escudero, Carlos Claves y Manuel Hernández un "imprescindibles" es su "bandera gitana", que corona la entrada a su tienda de campaña junto con la bufanda de una conocida marca cervecera del sur. "Botellas, sudadera, chubasquero, funda para la cámara y la guitarra", enumera Escudero, canturreando con aire flamenco.

En cuanto a los "imposibles", hay bastantes menos que "imprescindibles".

01 Tacones. Suelen verse, incluso en los escenarios con más riesgo de acabar con un pie torcido, pero definitivamente no son el mejor calzado para disfrutar de la fiesta "sellera", al menos no de la nocturna.

02 Chanclas. Por el mismo motivo, los suelos "selleros" suelen acabar llenos de botellas rotas y otros materiales cortantes.

03 Sombreros de paja. Añade "Entaína" que, aún menos, con publicidad. La asociación apuesta porque la cabeza "sellera" vaya cubierta con la montera picona.

04 Actitudes negativas. El "mal rollo" y las faltas de respecto deben desaparecer de la fiesta. La violación sufrida por una joven en los Sanfermines de Pamplona hace necesario en fiestas con grandes aglomeraciones recordar que "No es no... incluso de fiesta". También los jerezanos se apuntan a descartar actitudes que no van con la fiesta. "La mala leche hay que dejarla en casa", destaca Carlos Claves.

05 Prisa. Nunca es buena consejera, pero Las Piraguas tienen su propio ritmo y suele ser lento por la aglomeración de personas y coches.

06 Objetos de valor. Gafas caras, joyas, cámaras fotográficas y otros pequeños electrodomésticos. En definitiva, todo lo que no se quiera perder.

07 Grandes cantidades de dinero. No es la del Sella una fiesta conflictiva ni caracterizada por los robos, pero mejor llevar cosas cuya pérdida no suponga un trastorno.

08 Iconografía ofensiva o conflictiva. En aras de que sea una fiesta pacífica, de unión entre los pueblos y entre las personas, como De la Huerta deseó.

09 Drogas. El ovetense José Álvarez asegura que "no hace falta drogarse para pasarlo bien aquí" y, además, son frecuentes los controles policiales tanto en la villa como en los accesos.

10 Violencia. Es una de las actitudes negativas a dejar fuera de la fiesta, pero quizás la más dañina .

Compartir el artículo

stats