Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La peregrinación al Monsacro, veinte mil pasos con raíz medieval

Centenares de romeros recorrerán este domingo los 16 kilómetros de la "ruta de las sagradas reliquias" entre la Catedral de Oviedo y las capillas de la montaña milenaria

La historia y la religión se entremezclan con la leyenda, la magia y la tradición en la milenaria cumbre del Monsacro, monte sagrado de singular belleza paisajística y arquitectónica que sirve también como privilegiado balcón panorámico del centro de Asturias y que se convertirá el próximo domingo, con motivo de la romería de Santiago, en punto de encuentro para centenares de romeros, peregrinos y senderistas que ascenderán hasta la cima de esta montaña, fieles a una tradición secular que data de finales de la Edad Media.

La salida de esta marcha, conocida como "la senda de los veinte mil pasos" o "la ruta de las sagradas reliquias", está prevista a las ocho de la mañana del próximo domingo desde la plaza de la catedral de Oviedo, para llegar al "mayáu" de las capillas, tras recorrer 16 kilómetros, sobre la una de la tarde atravesando los concejos de Oviedo, Ribera de Arriba y Morcín. Durante el itinerario, los peregrinos y senderistas cruzarán el Parque de Invierno, La Manjoya, Bueño, Soto de Ribera, Argame, Santa Eulalia de Morcín y La Collada, antes de iniciar el ascenso hasta el Monsacro por su ladera norte.

Esta cima ha sido siempre una referencia para todos los peregrinos que acudían a San Salvador de Oviedo camino de Santiago de Compostela. La atracción por esta montaña sagrada, conocida también como La Magdalena, topónimo que utilizan habitualmente los habitantes de Morcín, se debe a que el Arca Santa, traída en el siglo V por Santo Toribio desde Jerusalén, estuvo resguardada con las sagradas reliquias, incluido el Santo Sudario, en este monte mágico antes de ser trasladadas a Oviedo por el rey Alfonso II el Casto a principios del siglo IX, según se puede constatar en una crónica medieval. Actualmente, todas estas joyas están depositadas en el Arca de la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo.

El carácter sagrado de esta montaña está datado mucho antes del periodo cristiano. Los restos de una necrópolis tumular y de un dolmen delatan la existencia de moradores ya en época prehistórica perteneciente a la cultura megalítica anterior a la Edad de Bronce. Asimismo, todavía quedan vestigios de la práctica heliolátrica -culto al sol- con los cardos mágicos a los que se atribuye capacidad para la curación de enfermedades, y muchos peregrinos mantienen hoy vigente la tradición de bajar un cardo mágico bendecido del Monsacro.

Con la invasión romana tiene lugar el cambio de culto de deidad del dios Sol a Júpiter Tonante. La habitual práctica cristiana de sacralizar aquellos lugares que anteriormente ya habían tenido un sentido religioso en anteriores civilizaciones representa la culminación de un proceso de cambio íntimamente ligado al fenómeno religioso. De ahí proviene el topónimo latino "Monts Sacrum" que posteriormente derivaría en "Monsagro" y finalmente en Monsacro.

Las dos capillas ubicadas en la cumbre de la montaña datan del románico tardío. La de abajo, conocida también por su advocación a la Virgen de la Magdalena, es de planta rectangular y posee en su cabecera un ábside orientado hacia al este. Su construcción se remonta posiblemente al siglo XIII. Hasta su reconstrucción, en 1986, sirvió de cobijo a los animales que pastaban en el "mayáu" y acumuló una capa de estiércol superior al metro y cincuenta centímetros de altura. Al lado de esta capilla se encuentran vestigios de un antiguo cementerio y de un lugar conocido como el huerto del ermitaño.

La ermita de arriba, bajo las advocaciones de Santiago, Santa Catalina de Alejandría y Santo Toribio de Astorga, posee un gran valor e interés arquitectónico debido a su planta octogonal, con la que eran construidos los templos destinados a guardar reliquias. En España solamente se conservan tres capillas octogonales. En el interior de esta ermita se encuentra el pozo de Santo Toribio, que debe su nombre al obispo de Astorga que trasladó, según la leyenda, las sagradas reliquias desde Jerusalén hasta la cima del Monsacro. En una reciente encuesta por internet sobre las ermitas más bonitas de España, la octogonal del Monsacro ocupa el sexto, lugar tras el cuarto de Covadonga y por delante del octavo puesto de la Virgen de Guía en Ribadesella.

El Arca Santa que llegó al Monsacro salió de Jerusalén en el año 614. Tras pasar por Egipto, llegó a Cartagena (Cartago Nova), y en el año 636 ya consta que estaba en Sevilla. En el 705, ante la invasión musulmana, llega a Toledo, y en el 711 la trasladan al Monsacro, hasta que Alfonso II el Casto la lleva a la Catedral de Oviedo para depositarla en la Cámara Santa.

El acto de presentación de esta romería de Santiago en el Monsacro tendrá lugar mañana, miércoles, a las 18.30 horas, en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA con la intervención de los alcaldes de Oviedo, Ribera de Arriba y Morcín, que estarán acompañados por representantes de la plataforma ciudadana Amigos del Monsacro y de la asociación de mujeres "So la Malena", junto a Miguel Ángel García Bueno, rector de las ermitas del Monsacro, y Ramón Rodríguez, director del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA), entidad que organizará el próximo otoño unas jornada monográficas sobre el Monsacro.

El programa festivo del próximo domingo en la cima del Monsacro comenzará a las 13.00 horas, hora prevista para la llegada de los peregrinos que recorrerán la senda de los veinte mil pasos, con la celebración de una misa en la capilla octogonal que será oficiada por el sacerdote Miguel Ángel García Bueno.

Tras la ceremonia religiosa, se realizará una visita guiada a la ermita octogonal de Santiago y, posteriormente, tendrá lugar la comida campestre de hermandad en el "mayáu" de las capillas a base de tortillas y empanadas con el servicio de bar instalado para la ocasión por la asociación de mujeres "So la Malena". Tras la comida, las integrantes de esta asociación realizarán una ofrenda a Santa María Magdalena en la capilla de abajo y se realizará también una visita guiada a esta ermita. Finalmente, se celebrarán diversas competiciones de juegos tradicionales.

Durante el descenso por la ladera este hasta La Foz de Morcín, los peregrinos se detendrán en en el "mayáu" de Entrepuertas para rendir un homenaje póstumo a Javier Llaneza, directivo del Centro Asturiano de Oviedo y presidente del grupo de senderismo "Los Andarines". En el mismo lugar donde sufrió un infarto el pasado 15 de octubre, durante el recorrido de la primera marcha de los veinte mil pasos, se guardará un minuto de silencio en su recuerdo. Al llegar a La Foz de Morcín, los senderistas dispondrán, a las siete de la tarde, de un servicio de autobuses para su retorno hasta Oviedo.

Las inscripciones para participar en esta "senda de los veinte mil pasos" pueden realizarse hasta pasado mañana, jueves, en el teléfono 985783162 del Ayuntamiento de Morcín, en horario de 10 a 14 horas. El coste será de tres euros para el servicio de autobuses.

Compartir el artículo

stats