03 de julio de 2018
03.07.2018
 
Metrópoli

El arte de vestir un kimono

"Muchísimas asturianas" se suman a la moda japonesa, todo un mundo lleno de curiosidades

03.07.2018 | 01:53
El arte de vestir un kimono

Kimonos para ellas y hakamas para ellos. Haoris con playeras y camiseta o con pantalón de vestir y blusa. La moda japonesa ha llegado a Metrópoli con la exposición de Sugoi Hunter y su taller, en el que enseñan, a todo aquel que se quiera acercar, el arte de ponerse un kimono y las múltiples maneras de combinar esta ropa oriental con la europea.

"La gente piensa que es una prenda reservada para una ciudad grande donde se atrevan a ponerse cosas diferentes", asegura Lidia Romero, de Sugoi Hunter, "sin embargo, tenemos muchísimas clientas asturianas, algunas de ellas con varias prendas a las que les dan mucho uso. Nos compran desde chicas muy jóvenes que visten la chaqueta de kimono con vaqueros y camisetas, hasta señoras mayores que lo llevan con una blusa muy básica y pantalones de vestir". Otra opción es utilizar los kimonos "como vestido para bodas, comuniones o cenas en navidades, o acompañar los trajes con estas chaquetas japonesas", afirma Romero.

Un entorno en el que también triunfa mucho el estilo oriental es en los estudios de tatuajes. "Hay gente que tienen colgada en su casa La Ola de Hokusai y se tatúan esta estampa, una geisha o un samurái, les gusta la iconografía, la decoración o la vestimenta tradicional y utilizan las prendas japonesas para adornar", explica.

A pesar de que algunos occidentales ya se hayan probado en sus viajes a oriente "la prenda de cortesía que dejan en los hoteles japoneses", explica la responsable, hay muchas diferencias en cuanto a la ropa de hombre y de mujer. "Las mujeres visten kimonos en ocasiones formales, es la imagen que se asocia a Japón, y yukatas en festivales de verano, ya que es una prenda más ligera", asegura Romero. Con el paso de los años, varían el largo de sus mangas en función de su edad y de su estado civil: "Cuando la persona está casada o es mayor de treinta años deja de utilizar kimonos de tipo furisode, con mangas de más de un metro de largo, y empiezan a utilizar tomesodes, que tienen las mangas más cuadraditas". Este corte, además, es el típico que llevan las madres de los novios en las bodas y "siempre es negro, de seda y con bordados abajo".

En cuanto a los hombres, continúa Romero, "su prenda es el hakama. Se trata de un pantalón que parece una falda y que en ocasiones también utilizan las mujeres de los templos o las que llevan a cabo deportes como el tiro con arco".

A diferencia de ellas, los varones japoneses optan por "tonos sobrios, azules marinos, grises, líneas muy finas y con gran trabajo en los forros interiores para compensar la austeridad exterior", explica la responsable.

Los haoris, por su parte, son prendas que tanto hombres como mujeres tienen en su armario. La diferencia, según detalla Lidia Romero, se encuentra en "un corte en la sisa que solo tienen los haoris femeninos y que las mujeres utilizan para recolocar su kimono de forma sutil en actos públicos".

Sugoi Hunter ha llevado a Metrópoli una manera fácil de entender el arte que supone aprender a ponerse estas reconocibles prendas. La encargada asegura que "tarda muchos años en llevarse a cabo correctamente y en perfeccionarse, aquí hacemos una versión sencilla para que la gente tenga la experiencia de tocar la tela antigua que está bordada a mano y que vean el efecto de lo que son realmente las prendas japonesas".

Sisi Acebal, que se acercó hasta el recinto "por curiosidad", asegura que "hay ropa preciosa, los géneros los tocas y parece que te llaman a ponerlo". Sin embargo, no está entre las clientas de este tipo de ropajes, "salgo con esto mañana por la calle y me comen", afirma. Su sobrina, Sandra Rodríguez, aunque está más dispuesta a formar parte de las asturianas que siguen la moda oriental, encuentra otros obstáculos: "por gustar sí, pero el dinero..."

A pesar de ello, Lidia Romero predica con el ejemplo vistiendo una sobrefalda japonesa con un vestido occidental, sandalias y un haori a juego. "Estas prendas han influido mucho en la moda y nosotras intentamos acercar la cultura japonesa a la gente con las ropas reales", asegura. Es moda de manga ancha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario