23 de agosto de 2019
23.08.2019

Contra el machismo, mucho teatro

"Vamos a hacer justicia poética", anuncian en la Compañía de Comedias sobre la adaptación de "La venganza de la xana" para eliminar las vejaciones en una trama de amor

23.08.2019 | 01:26

"Vamos a hacer ´justicia poética´, desde el punto de vista de género y de clase social, pues se trata de las desventuras de una criada. Ella se rebela contra los hombres que la tratan mal; también contra la sociedad", anuncia Sergio Buelga sobre la adaptación de "La venganza de la xana" que la Compañía Asturiana de Comedias estrena hoy en el teatro Jovellanos (20.30 horas) en tres funciones.

El cambio de argumento aparece en una trama secundaria de la obra, donde la criada de muchos años de un hombre y una mujer entrados en años, sufre vejaciones por parte de éstos hasta el punto de que le llaman "la careta", nombre habitual que se le pone a determinada raza vacuna por llevar una mancha en la cara. Entonces, no sólo se dejan traslucir rasgos machistas, sino también de desprecio. A partir de este panorama, se trata de que la afectada "se libere y se empodere, como condición distinta a la que regía desde 1944". La trama principal es de contenido amoroso, que mezcla la mitología con la realidad, como bien reza en el título de la obra. El autor, Eladio Verdem la llamó en su momento "fantasía teatral", y conforma una poesía, siendo ésta de componente más visual. Se trata de una obra maestra del teatro popular asturiano. "En el año 1944 fue un éxito rotundo. Se desarrolla normalmente, y se cambia la resolución respecto al original. La gente no lo va a saber, y va a surgir espontáneamente. La versión va a ser fluída. La trama es cruda, con toques de humor, que es característica de la Compañía Asturiana de Comedias", relata Buelga, el director.

Lógicamente, hasta llegar al siglo XXI ha dado tiempo a cambiar la sensibilidad del público, y la obra "se resuelve de manera diferente y sorpresiva. Consiste en el empoderamiento de la criada, que se despide de un mundo que la maltrata. En la versión original, el novio que viene a matarla acaba con ella. Ahora, se agobia del todo. La gente la quiere para que trabaje. Es, como digo, una trama muy secundaria, que se desarrolla de una forma humorística", recalca Buelga.

Hoy se impone la oportunidad de librar todo tipo de sufrimiento a un personaje que en otras versiones no se había librado de sufrimiento. Ahora es ese mismo personaje quien llega a la conclusión de que no se puede admitir. "Pero el leitmotiv de la obra no es ése -insiste el autor de la adaptación-. Es un tratamiento transversal adaptado a la sensibilidad de nuestros días. La criada muestra la intención de que se marcha de ese mundo, y recupera su nombre (Rosario)".

También hoy, como aliciente, hará su debut en escena la actriz Rocío Quintana, que interpreta el papel de Concha. Para Sergio Buelga, "se trata de un personaje maldito, reivindicativo, transformado en la nieta de los personajes principales. Personaje actual, con un punto de picardía y socarronería". Para Quintana, "Concha es una moza de aldea que vive con sus abuelos y criada, en el contexto de los años 40, con una visión adelantada a su tiempo. Se aporta una visión más actualizada de rechazo a la violencia de género y del papel de la mujer en la sociedad asturiana". La actriz se ha decidido a dar el paso con 29 años, después de ayudar y trabajar en la compañía . Es hija de Belén Sánchez, integrante del elenco, y ha vivido de cerca el mundo teatral, "Vengo de una familia de intérpretes: mis abuelos, mi padre, mi madre, mi tía... Sin salir a escena, hice de apuntadora, he repartido libretos; el caso era ayudar..., siempre con tremendo respeto al teatro y al teatro costumbrista especialmente", relata.

Con respeto y cariño, Concha se pone en contra de los abuelos y apoya a la criada. Ellos escuchan e intentan entender su posición, aunque tienen su visión. "La resolución les supone un shock emocional. No les gusta y se enfadan, a la vez que se resignan. Dejan abierta la posibilidad de seguir con sus vidas. Evolucionan pasando página, asumiendo la pérdida de la criada", concluye Quintana, orgullosa de formar parte del elenco y esperando no defraudar. "La gente va a sentirse reflejada y complacida", coinciden los protagonistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook