26 de agosto de 2019
26.08.2019

Cabrales defiende la tradición lingüística

El pregonero del Certamen, Inaciu Galán, abogó por el uso de la toponimia asturiana y la Xana del Naranjo de Bulnes, Irene Mier, pide utilizar el nombre de Picu Urriellu

26.08.2019 | 00:59
Inaciu Galán entrega su banda a la Xana del Naranjo de Bulnes, Irene Mier.

El queso de Cabrales es uno de los símbolos más característicos del Principado y uno de los productos más reconocibles y reconocidos más allá de las fronteras de la región. Por eso, como estandarte de la gastronomía asturiana, ayer en el Certamen de Arenas se aprovechó para pedir que al igual que se respeta a este producto, como debe ser, también se respeten otros aspectos inherentes a la cultura de las gentes de Asturias, como son los topónimos oficiales asturianos

"É obligación nueva conservar los nuesos nomes tradiciones, é tamién parte del valis déstes fiestes. Nun podemos cedes nestes coses, porque h.aciéndolo marcha la nuesa identidá y la nuesa cultura", afirmó en su pregón Inaciu Galán, que quiso sumarse a la reivindicación realizada estos días por la Xana del Naranjo de Bulnes de este año, Irene Mier, quien considera que el nombre de esta figura debería cambiarse por el de Xana del Picu Urriellu, que es como, dice, se conoce a esta peculiar formación en el Principado y, sobre todo, en Cabrales. Está por ver si las autoridades recogen el guante lanzado por ambos y en la edición del próximo año se da un cambio.

En este sentido, Galán, expresidente de Iniciativa pol Asturianu, aprovechó también para animar al alcalde de Cabrales, Jose Sánchez, a luchar por que termine de aprobarse la toponimia oficial del municipio. Pero no todo iba a ser reivindicación lingüística en el pregón, en el que Galán también aprovechó para felicitar y mostrar su orgullo y apoyo al trabajo de toda la gente que se dedica al campo.

Unas gentes que ayer en Arenas se vieron identificadas en la figura de la Pastora Mayor de los Picos de Europa, Encarnación Martínez, quien ha dedicado toda su vida al pastoreo y la elaboración de queso, un trabajo que el año pasado se vio recompensado al resultar su quesería Valfríu, de la que ahora se encargan sus descendientes, la elaboradora del mejor queso del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook