01 de septiembre de 2019
01.09.2019

El Socorro deja un dulce regusto en Calavero

"Estoy muy contenta, participo desde la primera edición", afirma María Dolores Fernández, vencedora del concurso de postres illense con un hojaldre de manzana y nueces

01.09.2019 | 00:18

Dulce, dulce y más dulce en las fiestas del Cristo del Socorro de Calavero (Illas). La novena edición del concurso de repostería casera contó con 15 postres en los que se valoró la presentación, el sabor y "hasta el amor con el que lo hacen", palabras del gastrónomo Carlos Guardado, uno de los miembros del jurado. María Dolores Fernández fue la flamante ganadora, compartiendo podium con Victoria Fernández e Inés Ruiz.

Cerca de medio centenar de personas se acercaron a la carpa donde tuvo lugar el evento. El jurado lo formaron Guardado, Emilio Vidal, de la confitería Vidal, Marco Martínez, de la confitería Valentín, y Alberto Tirador, alcalde de Illas. Al unísono llegaron a la conclusión de que los postres número 3, 6 y 15 serían los agraciados.

María Dolores Fernández, con el postre número tres, se proclamó campeona. "Es una plancha de hojaldre rellena de manzana de Moreda, nueces trituradas, pasas, azúcar y canela", explicó la gijonesa. "Estoy muy contenta, participo desde la primera edición porque mis suegros son de Calavero", remató. La segunda plaza fue para Victoria Fernández, que elaboró el plato número seis. El podium lo cerró Inés Ruiz con la elaboración que portó el número 15. Las tres obtuvieron su correspondiente premio. Por un lado, la ganadora se llevó una bandeja de porcelana para repostería, así como una báscula digital de cocina. La segunda y la tercera se llevaron una bandeja de mediana y pequeña, respectivamente.

El concurso comenzó a media tarde, fue sobre las 18.30 horas cuando cada uno de los participantes llevó su postre a la mesa de donde probaría el jurado antes de fallar el ganador. Acto seguido comenzaron las catas. Cachito a cachito desde el primero hasta el último postre debatieron sobre las diferentes texturas, ingredientes, elaboración y demás aspectos técnicos de cada uno de los candidatos al título. Una vez terminada la prueba el mensaje interno del jurado fue muy claro: "el tres, el seis y el 15".

Una vez que el reparto de puestos estaba claro, tomó la palabra el confitero Emilio Vidal para anunciar por micrófono a los ganadores. "Es indudable que cada año subimos el nivel del concurso", señaló momentos previos de que el público se deshiciera en aplausos hacia las que fueron ganadoras de esta novena edición.

Terminado el reparto de los premios se procedió al reparto del bollo en la misma carpa donde se encontraban todos los asistentes. Para la noche estaba previsto que se celebrase un picoteo en la carpa y que los vecinos moviesen un poco el esqueleto con una verbena amenizada por "Grupo Ideas" y "Ángel América".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído