30 de julio de 2020
30.07.2020
La Nueva España

Naturaleza y educación, un jardín a cultivar

Andrea Rubio realiza una crítica en clave artística al sistema de enseñanza

30.07.2020 | 01:09
Andrea Rubio junto a la escultura "Salirse del tiesto".

"Ajardinando, sobre plantas salvajes y niñxs de interior", la exposición de Andrea Rubio Fernández, artista y profesora asociada en la Universidad de Oviedo, es una metáfora de la vida educativa y a su vez una crítica feroz al modelo de enseñanza. Las personas somos como semillas, germinamos y crecemos, pero siempre adaptándonos a esa maceta que nos imponen desde fuera. Rubio, como docente, conoce bien el sistema que cuestiona. El objetivo de la exposición es "hacer pensar a través de la educación; mostrar las diferentes formas de aprender mediante el arte", explicó Rubio en la inauguración, en la Casa de la Cultura de Avilés, ayer, acompañada de Yolanda Alonso, concejala de Cultura, y Cristina Ramos, comisaría de la exposición.

La muestra, que está compuesta por fotografías, esculturas y un vídeo, funciona a modo de recorrido vital. Comienza con "Sobre el saber que no ocupa lugar", una fotografía digital de una regadera que vierte el agua sobre una maceta, tanto que el líquido elemento, negro y oscuro por la tierra, rebosa. El título es irónico, toda una declaración de intenciones. La última obra del recorrido, "Salirse del tiesto", es una escultura de un niño desnudo, sin sexo, que escapa de la maceta que le impedía florecer. Más críticas al sistema educativo se encuentran en la pieza "Jardineras", unas típicas macetas de jardín que guardan partes de cuerpo humano: orejas, manos, rostros, que permanecen atrapados en el fondo. La exposición permanecerá abierta hasta el 23 de agosto en la Casa de la Cultura de Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído