Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estos son los siete chiringuitos de Asturias recomendados por la Guía Repsol

Asturias suma siete locales de playa entre las recomendaciones para disfrutar de un sabroso verano

Comer de chiringuito no tiene que estar reñido con comer bien. Y en la costa asturiana hay mesas muy sofisticadas y sabrosas. El creciente gusto por la gastronomía del público hace que sus dueños cuiden mucho la comida, el ambiente, el mobiliario... Así las cosas, muchos chiringuitos de playa saltan las publicaciones especialidades y guías gastronómicas.

Es el caso de la Repsol y sus Soletes de verano, con los que reconoce sitios de la costa para comer, así como terrazas u otros rincones en los que disfrutar. Cinco nuevas recomendaciones han caído este año en Asturias. "Aquí caben todos, siempre que sean honestos y lo hagan bien. Cocina mestiza o una taberna de toda la vida, una cafetería para desayunar mientras lees el periódico o merendar con tu abuela. El bar con camarero filósofo, la taberna de mercado joven, la hamburguesería con un toque especial o ese restaurante con seis mesitas y muchas ganas de agradar", explican sobre la elección de los soletes.

Uno de los que han saltado a la Guía es el restaurante Fitomar, situado en la playa de La Espasa, en Caravia. Las cualidades que destacan en este establecimiento como sus principales virtudes son: el entorno en el que se encuentra y el producto que ofrece. Todo ello hace del Fitomar un sitio muy visitado en verano; motivos que le han hecho apoderarse de un solete.

Otro reconocido es el Ewan, localizado en la playa de Salinas (Castrillón). Un lugar idílico, en pleno paseo marítimo, cuya terraza está abierta los 365 días del año, lo cual es su principal baza frente a la competencia, ya que no se encuentran en Asturias muchas terrazas que abran tanto el 25 de julio como el 25 de diciembre, lo que le convierte en un lugar concurrido todo el año, y una visita muy frecuente por parte de los asturianos y de la gente de los alrededores. En él destaca, también, el buen cuidado de la alta gastronomía, defendiendo que "no por comerse con las manos deja de ser alta cocina". Ideal para tomar una buena copa o un trabajado cóctel.

La Playa by Chus, en Luanco, es otro de los idílicos establecimientos en Asturias que han recibido el reconocimiento de la Guía Repsol. En este restaurante ofrecen "una cuidada oferta gastronómica con el uso exclusivo de materias primas de calidad, esmerada atención y una ubicación en un entorno único, una cocina cercana pero también pródiga en platos innovadores".

El chiringuito La Mar de Fondo, en Navia, también se estrena como premiado en la nueva Guía de 2022. Con unas vistas envidiables, unas puestas de sol disfrutadas desde un lugar privilegiado y una comida casera que triunfa, el chiringuito presume de estar en la mente de los turistas, tanto asturianos como de fuera y, como consecuencia de ello y del buen trabajo, de estar recomendado en una de las Guías turísticas más respetadas.

El quinto establecimiento reconocido con uno de los codiciados soletes es El Puerto. Casa Seín, localizado en Bustio (Ribadedeva), en el oriente asturiano. Ofrecen al cliente una cocina que "aún mantiene esa tradición marinera de los pequeños puertos tan empapada de sal, de algas, de espuma y de oleaje", que junto con su propio vivero, meticulosamente cuidado, hace de Casa Seín una opción más que relevante a la hora de decidir dónde vas a comer.

En definitiva, tanto por los lugares reconocidos este 2022 por primera vez, como por los que se mantienen de otras ediciones –en Gozón, el Aramar y Moniello siguen con sus soletes– se demuestra que la gastronomía asturiana nunca falta en las recomendaciones de los especialistas.

A lo largo de todo el litoral hay buenos lugares en los que recalar y darse un buen homenaje a la mesa. El chiringuito de toda la vida no está reñido con calidad y buena cocina. Que aproveche.

Una terraza y una heladería del interior asturiano, también con soletes

Entre los soletes asturianos de la Guía Repsol se han colado dos recomendaciones lejos de la costa, en el interior de Asturias. Una es Le Llamber Manín Sucre, una heladería situada en Cangas de Narcea, y otra, la terraza del restaurante Tierra del Agua, localizada junto al embalse de Caleao, en Caso.  

Le Llamber Manín Sucre, con unos cuidados helados en verano y una elaborada repostería el resto del año (son famosos su panetone navideños), se ha ganado una recomendación veraniega en Repsol.

La terraza de Tierra del Agua cuenta un entorno inigualable, "con un ambiente absolutamente tranquilo, en el que disfrutar del más absoluto relax, rodeado de un lujo indiscutible, inmerso en la naturaleza", tal y como lo destacan aquellos que lo conocen.

Compartir el artículo

stats