Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El viejo HUCA renace convertido en una fiesta: seis restaurantes, conciertos y mercadillo en el festival Kuivi

El certamen, instalado en el antiguo HUCA, comienza mañana | Los vecinos, encantados con la propuesta

10

Así se prepara el espacio Kuivi que arranca mañana en el antiguo HUCA

"Esto no es un festival, es un parque". Carlos Bauman, promotor del Kuivi, consiguió el año pasado el milagro del verano en Oviedo cuando hizo brotar de la parcela abandonada del derruido instituto de San Lázaro un gran chiringuito urbano que durante dos meses fue la playa de la ciudad: conciertos, tertulia, barra. Aquella idea, consistente en recuperar espacios urbanos degradados con actividades culturales y de ocio y utilizando los contenedores de los barcos como unidad mínima para acondicionar pequeñas tiendas y puestos de comida y bebida, fue difícil de explicar pero fácil de repetir tras el éxito del año pasado.

Carlos Bauman, Nacio González y Paz Lanero, ayer, en el recinto. | L. Murias

Pero no será en San Lázaro. Con su afán itinerante, como un agente colonizador de sana acupuntura urbana, el Kuivi vuelve este año con la misma filosofía, para devolver la vida a otra zona muerta de la ciudad. Ayer los operarios se afanaban en el montaje del escenario central junto al aparcamiento de policlínicas del antiguo HUCA, al lado de los murales de Sanjurjo, detrás del parque del_Truébano. Que el Kuivi llegue al viejo hospital es una de las mejores noticias para esos vecinos del Cristo que llevan peleando por que los planes que el Principado tiene aquí echen a rodar desde que el gran complejo sanitario se mudó a la Cadellada.

Vista general de la zona de policlínicas con el montaje. | Luisma Murias

En la visita al montaje del Kuivi, ayer, acompañaban a Carlos Bauman dos vecinos, Nacio González y Paz Lanero.

El primero, habitual portavoz de la plataforma SOS Viejo Hospital, aplaude lo que ve y se emociona con lo que viene: "Ye una gran noticia para la recuperación del barrio, y estamos tan convencido de que el éxito será tan grande que esto viene aquí para quedarse, y que hará más por el viejo hospital que lo que las administraciones hicieron en estos ocho años". Nacio González insiste en que hace falta "iniciativa y gente valiente" y pide, de paso, a la concejalía de Festejos que sea receptiva con el barrio ante la perspectiva de la Romería del Cristo que cierra San Mateo.

Labores de ensamblaje de estructuras. | Luisma Murias

Carlos Bauman aporta un pequeño repaso a lo que habrá este año en el Kuivi, que inauguran los conciertos de Mota Blues (viernes) y Fee Reega (sábado vermú). Más de 100 actuaciones en dos meses, zona familiar y de juegos infantiles, seis puestos de comida, varias barras y mercadillo. El acceso es gratuito y, recalca el organizador, será un espacio abierto a lo que las asociaciones quieran proponer.

Compartir el artículo

stats