Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una guía de bolsillo para los mejores platos asturianos

Más de cuarenta restaurantes integran una nueva publicación de Michelin

Asistentes a la presentación de la guía, ayer, en las cocinas de la Universidad Laboral. | Juan Plaza

Las antiguas cocinas de La Laboral acogieron ayer la presentación de la Guía Verde Week & Go, impulsada por Michelin. Al acto asistieron Graciela Blanco, viceconsejera de Turismo; Miguel Pereda, director de marketing y ventas de Michelin, y Santos Tejón, concejal de Promoción Económica, Empleo y Turismo. De entre los chefs acudieron, entre otros, Marcos Morán, cocinero de Casa Gerardo (Prendes), que cuenta con una estrella Michelin y tres soles Repsol, y Julio Blanco, reconocido repostero de Pomme Sucre.

Para la ocasión, la sala de cocinas estaba dispuesta a modo de comedor para que los asistentes disfrutaran de un desayuno elaborado por Julio Blanco y compuesto por tres piezas muy singulares de su cocina: croissant de mantequilla, palmera de chocolate y empanada de atún del Cantábrico. Para así dar paso a la intervención de los allí presentes.

La Guía Verde Week & Go aglutina, en formato bolsillo, los principales destinos turísticos de Asturias y da una descripción de la naturaleza y el patrimonio cultural y su relación con la gastronomía. El objetivo, según explicaron los propios impulsores, es conseguir una puesta en valor de la hostelería y gastronomía del territorio, dentro y fuera de sus límites. Así como dar a conocer aquellos lugares que aportan la materia prima de la que tanto depende la cocina asturiana. Para ello, la publicación desarrolla "Cocina de Paisaje", ramificándola en tres grandes apartados: "La gran despensa del paraíso natural", que se adentra en los puntos de origen de las materias primas; "Embajadores de la Cocina de Paisaje", que descubre a los profesionales que han propiciado el actual panorama gastronómico y defendido el patrimonio culinario, y "Club de Guisanderas", que dedica espacio a un grupo de mujeres que a finales del siglo XX estuvieron al frente de sus propios restaurantes en la zona rural, con el añadido de mantener las técnicas y sabores más ancestrales de la cocina asturiana.

Con el trabajo en las manos, Miguel Pereda, director de marketing y ventas de Michelin, aseguró ayer en el acto estar satisfecho con la labor realizada. "Estamos muy orgullosos de este proyecto y del impacto que está teniendo hasta ahora", dijo. Una idea que respaldó Graciela Blanco, viceconsejera de Turismo: "Esta guía demuestra el creciente interés hacia Asturias de los grandes prescriptores de destinos".

Además, según indicó Blanco, la nueva guía "contiene restaurante de lujo, a la par que elementos de interés" vinculados a ellos. También defendió que, en comparación con el resto de las comunidades autónomas, según revela el informe de reputación de la marca turística de Asturias, la región "se encuentra a la misma altura que el País Vasco, cuya firma gastronómica está muy consolidada gracias al trabajo continuado desde hace años". Este mismo informe apunta también a que "la gastronomía asturiana ha registrado más comentarios positivos, más incluso que el paisaje".

"Esta es la primera colaboración que hacemos con Michelin, pero no será la última", anunció la Viceconsejera. Desveló también que el próximo mes de septiembre "Asturias será la comunidad autónoma invitada del Galicia Fórum Gastronómico, momento que aprovecharemos para acercar también nuestra cocina a nuevos puntos".

Compartir el artículo

stats