26 de marzo de 2011
26.03.2011
Los cinco sentidos

Ritos y comercio en Chichicastenango

26.03.2011 | 07:16
Mercado de Chichicastenango.

Los jueves y domingos, la vida de Chichicastenango gira en torno a su mercado, del que se dice es el mayor de todo América Latina. Desde horas antes de despuntar el alba, e incluso a lo largo de las noches anteriores a la celebración de esta actividad comercial, los vendedores preparan sus puestos. Todo tiene que estar listo al amanecer, cuando comienzan a llegar los primeros compradores a la plaza central de este pueblo de Guatemala.


El mercado transforma la faz de Chichi, nombre como popularmente se conoce a esta localidad famosa también por ser el lugar donde se encontró el Popul Vuh, libro religioso maya que narra el origen de la humanidad. Cientos de turistas -la gran mayoría estadounidenses, de ahí que apoden al pueblo Gringotenango- acuden atraídos por la fama que tiene la artesanía guatemalteca, sobre todo la textil. Pero además de coloridas y originales prendas de vestir con diseños indígenas, en Chichi es puede comprar casi de todo: animales, fruta (incluso pelada), instrumentos musicales, flores, cerámica, máscaras..


Además de recorrer los cientos de tenderetes y hacer un alto aquí y allá para comprar algunos recuerdos, siempre previo regateo, el turista debe visitar la iglesia de Santo Tomás donde conviven en perfecta armonía las tradiciones religiosas católicas y las indígenas. De hecho, en las escaleras de este santuario, construido sobre las ruinas de un templo maya, se celebran con frecuencia ofrendas y ritos. Es éste un lugar lleno de simbolismo y rebosante de espiritualidad, según los habitantes de Chichi; de ahí la presencia habitual de chamanes que celebran ceremonias precristianas, encienden velas, queman incienso e invocan espíritus. Dicen que cada uno de los escalones de la iglesia de Santo Tomás representa los días del calendario maya y que por tanto los peldaños cumplen un objetivo parecido al que desempeñaron en su día las escalinatas de las antiguas pirámides.


Así, entre ritos y una intensa actividad comercial, vive Chichicastenango, uno de los últimos vestigios de la cultura quiché.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GASTRONOMÍA

Gastronomia

Un menú para cada día

¿No sabes qué comer hoy? ponemos a tu disposición entrantes, sopas, carnes, pescados y postres